Santiago, Martes 24 de Noviembre de 2009|U.F.$21.017,51|Dolar:US$ 494,51|Santoral:Flora, Andrés Dung-Lac| Despejado Mín: 11º - Máx:27º

CRÓNICA

Sabuesos se dieron a la tarea de despejar algunas incógnitas en el crimen de comerciante y de su mujer

Quieren resolver viejas dudas en caso del descuartizado de Quilicura

Cartonero fue quien encontró un muslo del rentista Mariano Salazar y luego lo cocinó.

ARTÍCULOS DE AUTOS: Hasta el 18 de febrero de 1973 ésta fue la residencia del matrimonio Salazar-Fernández. En el segundo piso fue encontrado el cuerpo de María del Carmen Fernández Mardonez.

MATEÍTO: El jefe nacional de Homicidios, prefecto inspector Gilberto Loch encabezó la recopilación de viejujos casos.

EVIDENCIA DUDOSA: Este es el cráneo de Mariano Salazar Díaz, pero sólo un examen de ADN podría confirmarlo. Este método de identificación era sólo ciencia ficción el año 1973. Por eso la BH quiere exhumar los restos del español.


Uno de los crímenes irresolutos más destacados en la enciclopedia criminal recopilada por la Brigada de Homicidios de la PDI bajo la dirección de su jefe nacional, el prefecto inspector Gilberto Loch, es el famoso caso del "Descuartizado de Quilicura".
El hecho concita tal interés entre los policías que a petición de la familia pretenden reabrir el caso con el fin de investigarlo utilizando la nueva tecnología criminalística y forense. Han transcurrido 35 años desde la muerte del comerciante y rentista Mariano Salazar Díaz (40) propietario de la fuente de soda "Gino", y de su esposa María del Carmen Fernández Mardonez (43).
Sus restos reposan en el Mausoleo de Socorros Mutuos de la Colonia España y la PDI pretende exhumarlos, para conocer la verdad a pesar del tiempo transcurrido.

ESCALOFRIANTE

La mañana del 18 de marzo de 1973 mientras transitaba por Mapocho, el cartonero Dagoberto Riveros encontró un paquete en la vía pública. Identificó al contenido como un pernil de cerdo y relamiéndose los bigotes se lo llevó a la casa para que su mujer lo fileteara para preparar sánguches, pero un vecino entró en sospechas y le aconsejó que lo llevara a la policía. Era un muslo humano.
"Poco después camino al Cementerio de Quilicura apareció el tronco y los brazos. La cabeza fue encontrada en otra parte. La población entró en pánico. El 27 de febrero la policía llegó hasta el hogar de Mariano Salazar, el presunto descuartizado, en el departamento 304 de Matucana 14 y descubrió en la tina de baño el cuerpo desnudo y ya putrefacto de su esposa María del Carmen. Tenía el cráneo destrozado a golpes. Era un doble homicidio. La alcoholemia practicada a los restos de su marido arrojó una concentración de 2.81 g/mil. Estaba prácticamente intoxicado al morir", explica Loch.

ESTÁN METIDOS

El interés por averiguar si el cuerpo que reposa junto a la mujer en la cripta de la colonia española es comprensible. Se dijo que Mariano Salazar vivía al filo de la navaja, que era homosexual y traficante de dólares y de electrodomésticos, un negocio muy rentable en tiempos de la Unidad Popular. Algunos de sus socios dudaron que los restos fueran los suyos. Salazar fue operado en dos oportunidades, de apendicitis y de una hernia, pero los peritos descubrieron sólo una cicatriz.
Uno de sus amigos confidenció a la policía que el español planeaba abandonar el país y que al momento de su muerte ya había vendido la mayor parte de sus bienes.
Una de las hipótesis barajada por los investigadores apunta a que el comerciante trató de cubrir una fuga por la puerta trasera. Ubicó un hombre con sus características, lo hizo beber hasta que quedó inconsciente, y luego lo asesinó y desmembró. Enseguida mató a su mujer mientras tomaba un baño, y abandonó el país con un pasaporte falso. Por eso la BH quiere hacerle la prueba del ADN a los restos que descansan en el Cementerio General.

MUERTE DE CAPITÁN PEPE FUE EL PRIMERO

En el marco de la conmemoración de su Sexagésimo Aniversario, la Brigada de Homicidios Metropolitana preparó una colección con la historia de los asesinatos más relevantes investigados por la unidad.
"Los 100 Crímenes más Connotados del Siglo", consta de 300 tomos que constituyen el testimonio gráfico y escrito criminológico más importante de Chile.
Según el jefe nacional de Homicidios, prefecto inspector Gilberto Loch Reyes, la biblioteca estará a disposición para estudio y consulta de los aspirantes y funcionarios de la PDI, el mundo académico y los especialistas.
La colección fue entregada oficialmente el 2 de marzo en el cuartel de la BH al Director General de la Policía de Investigaciones, Arturo Herrera. Posteriomente, en octubre la unidad inauguró el Museo del Crimen en el mismo lugar.

¿BRUJERÍA?

El primer capítulo de la gigantesca obra contiene los elementos de la investigación del presunto homicidio del capitán del ejército español Juan Gutiérrez Carabante, en 1693.
 Al fallecer el oficial su mujer fue acusada de haberlo eliminado con magia negra o brujería indígena, para lo cual habría utilizado los servicios de una machi perversa. La inculpada estuvo a punto de terminar sus días en la hoguera, pero los "detectives" de la Real Audiencia lograron establecer que Gutiérrez había fallecido de meningitis.

JEFE NACIONAL DE HOMICIDIOS, GILBERTO LOCH: "HEMOS ACLARADO CASOS CON 20 AÑOS DE DATA"

"Los niveles de efectividad de la policía especilizada en homicidios de Chile son tales que si no estamos en el primer lugar de Latinoamérica, estamos en el segundo. Aclaramos nueve de cada diez muertes que se cometen al año", sostiene con el pecho más hinchado que el pollo con doble pechuga Gilberto Loch.
"Hemos aclarado casos con cinco y hasta veinte años de data. Esto no es una carrera de cien metros, es una maratón. Un caso se puede aclarar en horas, días meses u años. El 2008 se investigaron 526 casos y se aclararon 481, el 91,44%. El mismo año capturamos 214 prófugos, algunos de los cuales andaban corriendo desde hace 20 años".
Afirmó que "antes era diferente, el descuartizado de Quilicura se investigó con los métodos de la época. Se usaba mucho la astucia. Los métodos eran muy artesanales. Hoy hay mucha tecnología de por medio. Muchas veces incluso se prescinde de la declaración del imputado. No es relevante".
Para Loch "todos los casos que tenemos pendientes presentan un denominador común: La escena del crimen es muy egoísta. Entrega poca informacion a la policía y nuestra materia prima para trabajar es la evidencia, los testigos. Si no tenemos los insumos básicos, la materia prima fundamental, se nos dificulta mucho la tarea. Nosotros podemos tener la convicción del punto de vista criminalística que tal persona es la imputada del delito, pero no nos podemos arriesgar a que esa convicción no se convierta finalmente en una verdad jurídica".
Destaca el jefe Loch que "ese fue el caso del descuartizado de Quilicura. El cuerpo fue desmembrado, repartido por toda la ciudad. En el departamento donde vivía la pareja, Matucana 14, departamento 304, no se encontró la evidencia suficiente que hubiéramos querido. Nunca se pudo identificar fehacientemente ese cuerpo y ahora, después de 35 años lo queremos someter a un examen de ADN para que de una vez por todas sepamos si la persona que está enterrada allí es don Mariano Salazar. Para lograrlo hemos ubicado a uno de sus últimos familiares, su hermano Jesús Salazar, que hoy tiene más de 80 años", explica el jefazo sabueso.

Manuel Vega O.

PUBLICIDAD

Fútbol de los Barrios

LA BARRA DEL BARRIO

Si quiere que la foto de su equipo salga en La Cuarta, escríbanos a deportes4ta@gmail.com.

La Cuarta, el diario popular.

contacto@lacuarta.cl. Derechos reservados COPESA

Privacidad: Vea la Política de Privacidad de Copesa.

PrincipalPrincipal
Side