Santiago, Martes 24 de Noviembre de 2009|U.F.$21.017,51|Dolar:US$ 494,51|Santoral:Flora, Andrés Dung-Lac| Despejado Mín: 11º - Máx:27º

CRÓNICA

Tribunal de Juicio Oral de Viña del Mar aplicó dura sentencia al gastroenterólogo Renato Zenteno Araya

Cadena perpetua a médico que sedaba pacientes para ultrajarlas

Nunca más podrá ejercer la profesión y sólo el 2027 podrá optar a un beneficio.

SONÓ PISTOLA

CONSULTA DEL SÁTIRO

ABOGADOS IRÁN A LA CORTE


Presidio perpetuo simple, es decir 20 años de cárcel sin beneficios, le tiraron ayer al médico Renato Washington Zenteno Araya por violar y abusar sexualmente de sus pacientes, mientras se encontraban sedadas para la realización de exámenes, en su consulta de avenida Valparaíso 425, en Viña del Mar.
El gastroenterólogo, de 56 años y con 30 de experiencia profesional, se encontraba acusado por el Ministerio Público por la violación de dos mujeres y abusar de otras cuatro. El Segundo Tribunal de Juicio Oral de Viña del Mar lo absolvió de un solo abuso.

LAPIDARIO

Nunca más podrá ejercer la profesión y recién en 2027 podrá optar a un beneficio carcelario.
En el juicio que duró dos semanas, se estableció que el galeno de la Universidad de Chile atacó a sus pacientes entre 2005 y 2007. La fiscal Vivian Quiñones logró acreditar que Zenteno después de examinar a sus pacientes siempre les recomendaba una endoscopía inmediata.
Tras el falso diagnóstico, les inyectaba una alta dosis de anestesia a las víctimas y buenas noches los pastores.
El medicamento Dormonid dejaba a las mujeres sedadas, inmóviles y sin conocimiento, estado que el doc aprovechaba para besarlas, tocarlas y violarlas.
El condenado tiene 6 hijos en dos matrimonios.
Los ataques sexuales del doctor Renato Zenteno causaron impacto en Viña del Mar, pues era uno de los galenos más reconocidos de la Quinto Región. La misma impresión provocó en el tribunal el alegato de apertura de la fiscal Quiñones, quien leyó parte del juramento que hacen los médicos cuando se titulan.
"Estableceré el régimen de los enfermos de la manera que le sea más provechosa, según sean mis facultades y mi entender, y me abstendré de cometer todo mal y toda injusticia. Pasaré mi vida y ejerceré mi profesión con inocencia y pureza, en cualquier casa que yo entre lo haré por utilidad de los enfermos, me abstendré de toda falta voluntaria y toda acción injuriosa, corruptora y de seducción".
De esa forma la fiscal viñamarina demostró a los jueces que el médico hizo un lulo con su juramento, pues en el ejercicio de su profesión se dedicó a violar y abusar de mujeres de entre 30 y 65 años.
Para cometer las cochinadas el doc Zenteno se encargaba de que las pacientes fueran solas a su consulta y también averiguaba quién y a qué hora las pasaban a buscar. Con esos resguardos daba curso a sus vejámenes.
Algunas de sus víctimas relataron en el juicio que el gastroenterólogo abusó de ellas hasta 4 veces en una sola tarde, siempre en la consulta ubicada en el departamento E del cuarto piso del céntrico edificio viñamarino.

"ERA IMPOSIBLE BATALLAR CONTRA LOS EFECTOS DE LA ANESTESIA..."

Tras luchar contra su propia vergüenza, las pacientes afectadas se animaron a denunciar al doctor Zenteno. Los escalofriantes relatos que las víctimas entregaron a la Policía de Investigaciones y a la Fiscalía de Viña del Mar fueron claves para hundir al gastroenterólogo violador, quien se encuentra preso desde el año pasado.
Durante la investigación, la paciente S.M.L. recordó la terrorífica experiencia que vivió en la consulta del médico. "No me acuerdo de nada hasta que desperté. Estaba somnolienta, aletargada y sin fuerzas, pero sentí que el doctor tenía su pene dentro de mi boca. Traté de correrme, pero no pude defenderme. Era imposible batallar contra los efectos de la anestesia", contó la mujer.
"Él (Zenteno) me decía 'chúpalo', pero yo ni siquiera podía decir nada. Luego me quedé nuevamente dormida y cuando volvía a despertar sentía que él me acariciaba la vagina por debajo del calzón", agregó la mujer.
P.A.M. también contó a la policía civil el ataque que sufrió el 14 de febrero de 2006.
"(Zenteno) descubrió mis pechos y me hizo tocaciones bruscas y rápidas. También me abrió los pantalones y me introdujo el pene en el sector genital", declaró la víctima.
Sobre el mismo ultraje, la mujer añadió que "me abrió la blusa y comenzó a tocarme los senos de un lado para el otro. Después que me bajó el cierre del pantalón me metió la mano y también empezó a tocarme al lado de la ingle".
Una tercera víctima del médico, E.V.O., recordó que en octubre de 2006 y bajo los efectos de somníferos, el doc le preguntó "¿quieres chuparlo?, ¿te gusta chuparlo?", mientras él sacaba su pene.
"Lo puso al lado de mi boca y yo trataba de moverme, pero no podía evitar que hiciera esas cosas por el sedante. Afortunadamente justo tocaron el timbre y él tuvo que ir a abrir la puerta de la consulta", recordó.

ABOGADO DEFENSOR ACUSA A LOS JUECES DE "HOSTIGAMIENTO"

Los abogados particulares que presentó el médico siempre cuestionaron los testimonios de las víctimas, ya que, según ellos, cuando fueron atacadas estaban inconscientes o se demoraron más de un año en denunciar los ultrajes.
"Sigo creyendo fielmente en la inocencia de mi representado, tanto así que estoy realizando una asesoría legal gratuita, pues durante este proceso mi cliente no ha podido solventarse económicamente", dijo el abogado Homero Caldera, quien, junto a su colega Cristóbal Yanques, intentó defender lo indefendible.
El gastroenterólogo ya tenía antecedentes penales por los mismos delitos sexuales. En el antiguo sistema de justicia registra dos condenas de 541 días cada una, por violación y abusos.
Tras la lectura de sentencia, en la que estuvo presente la esposa del médico, el abogado Caldera acusó a los jueces de "hostigamiento" y anunció que recurrirá a la Corte de Apelaciones de Valparaíso para anular el proceso.


F. Bonifaz/C. Godoy

 

 

PUBLICIDAD

Fútbol de los Barrios

LA BARRA DEL BARRIO

Si quiere que la foto de su equipo salga en La Cuarta, escríbanos a deportes4ta@gmail.com.

La Cuarta, el diario popular.

contacto@lacuarta.cl. Derechos reservados COPESA

Privacidad: Vea la Política de Privacidad de Copesa.

PrincipalPrincipal
Side