30 de Septiembre de 2002
CRONICA
CONTENIDOS | CRÓNICA | LA VUELTA AL MUNDO | LA CUARTA DEPORTIVA | LA CUARTA ESPECTACULAR | MAGAZINE | LA PAPA
LA BARRA POP
Comente aquí de esta noticia

CRONICA
Tata inválido y esposa con demencia senil perecen calcinados en su casita
Madre de cinco pequeños se lanzó al paso del tren abrumada por pobreza
Con un muerto terminó cumpleaños de amanecida de Denisse Campos
Huaso bruto mató de un escopetazo a su mujer y se suicidó
Gremios seguirán las cuáticas contra Auge
Carabinero héroe perdonó a los pistoleros que le tiraron a matar
Piden revisar cables a profes para evitar abusos sexuales
Comisión rochará alza de combustibles
Piden sobre azul para dire de Indap
Don Ricky podría adelantar nombre de sucesor de general Patricio Ríos
Fraternal elección en las huestes radicales
Reclusos de Valparaíso se liberan con música y teatro
Virgen del Carmen paseó por el centro de Santiago
Botón de pánico protege a una familia amenazada
Llaman a ponerse con catedral de Puerto Montt
Ola de incendios tiene cachudos a calameños
Junji llama a llenar vacantes para chuiquiturris pobletes en Ñuble
El dedo en la llaga
La Ficha Pop
Para picar

 
Milagrosa recuperación de funcionario baleado en la cabeza cuando rescató a diputado
Carabinero héroe perdonó a los pistoleros que le tiraron a matar

El carabinero José Luis Pezo ha experimentado una notable recuperación y se espera que en unos meses recupere su capacidad de lenguaje.

(Foto: Humberto Peragallo)

Cuando el 30 de agosto pasado el carabinero José Luis Pezo Matamala ingresó al Hospital Dipreca de su institución, herido de un tiro en la cabeza cuando se enfrentó a los secuestradores del diputado RN Alfonso Vargas, los especialistas afirmaron que sus posibilidades de vida eran muy reducidas, especialmente por el gran daño interno que provocó la entrada del proyectil y su posterior fragmentación. Pero el milagro se produjo y hoy el funcionario está en franca recuperación, pese a que sólo se comunica por señas.

La Cuarta lo visitó en la Unidad de Neurología, donde comenzó una nueva batalla, esta vez por recuperar el habla, perdida debido a que la bala calibre 38 le destrozó gran parte del lóbulo izquierdo, responsable de las facultades del lenguaje.

El subdire médico del Hospital Dipreca, Miguel Luis Berr, afirmó que "hubo destrucción importante del tejido óseo y cerebral". Eso le acarreó estar 15 días inconsciente y con serio riesgo de muerte a raíz de un edema cerebral, por lo que hubo que aflojarle la presión retirando hueso craneal. Fiebre e infección fueron parte de los elementos que complicaron su salud.

Pero la última semana comenzó a tirar para arriba, al punto que abandonó la UTI, ya mueve sus extremidades, reconoce a su familia e incluso come solo.

Berr reconoció que los próximos seis meses serán vitales para saber si volverá a hablar, aunque intelectualmente está bien y se espera que la juventud le ayude. Cuenta que el general director, Alberto Cienfuegos, ha estado preocupado en todo momento de Pezo, y destaca que tiene la orden de entregar los mayores beneficios a él y a cualquier otro funcionario que caiga herido en acción.

Mediante afirmaciones y negaciones con su cabeza, el carabinero Pezo nos cuenta que se acuerda perfectamente del momento en que se enfrentó con Richard Basáez Alvarez (23) y Patricio González Bustamante (18). Incluso sabe quién le disparó, aunque no quiso confesarlo.

Como buen cristiano, perdona a quien lo dejó sin habla, porque sabe que la justicia es la responsable de dejarle caer las penas a los malandras.

Su mente ahora está puesta en el próximo nacimiento de las gemelas que espera su esposa, Verónica Toro, con quien ya tiene dos hijos, uno de 6 años y otro de 9 meses. Sabe que ella ha declarado estar muy agradecida porque en todo momento él la ha apoyado en su tratamiento de cáncer, por lo que ahora el estar él en problemas los ha unido más.

Sabe que su recuperación será lenta, pero tiene esperanzas de volver a vestir el verde de las carabinas.

Esposa agradecida

Verónica Toro está súper agradecida de la institución. Por ser de Cabildo, donde se produjo el enfrentamiento en el cual su esposo casi perdió la vida al rescatar al secuestrado diputado Vargas, la han mantenido como reina en la capital.

"Me han dado todas las facilidades y me han costeado los gastos de viaje para ver a mi hijo Nicolás (el mayor, que permanece en el colegio)", dice la mujer.

Relata que está algo nerviosa porque en noviembre le harán una cesárea para que María José y María Valentina, nombres ya aprobados por su esposo, lleguen al mundo.

Le han dicho que en poco tiempo le darán una sorpresa. Carabineros estudiaba su ascenso si es que no sobrevivía, lo que se hará más necesario ahora que tiene grandes responsabilidades a cuestas.


 
lacuarta@copesa.cl
Derechos reservados COPESA
Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
NOINDEX