01 de Mayo de 2005
VAS
CONTENIDOS | CRÓNICA | LA VUELTA AL MUNDO | LA CUARTA DEPORTIVA | LA CUARTA ESPECTACULAR | MAGAZINE | LA PAPA
Buscador

VAS
Atracción en el trabajo
¿Cuál es la mujer que inhibe?
Arte al desnudo
¡Lávese las manos!
Ley antitabaco: ¿Cuál es la propuesta?

 
¿Cuál es la mujer que inhibe?
No hay duda que el nuevo siglo está marcando, cada vez más, la igualdad de hombres y mujeres en el quehacer laboral, social o familiar. Y ello, por cierto, está provocando algunas manifiestas inhibiciones de los varones.

La sicóloga Támara Riquelme sostiene que la mujer provoca inhibición en el hombre bajo distintas circunstancias, pero -generalmente- la actitud es una sola, independiente del lugar en que se desarrolle la situación.

Estudios demuestran que el hombre no se inhibe ciento por ciento ante una mujer famosa, sino que el temor radica en la perdida de privacidad y el acoso de los medios de comunicación.



Compartir y no competir
En la relación de pareja se van asumiendo roles de manera libre, según avance ese contacto entre dos seres que optan por estar juntos.

Por lo mismo, el secreto no es buscar ponerse en un lugar superior al otro, sino compartir roles, responsabilidades, triunfos y momentos difíciles.

Un hombre que se niega la posibilidad de participar en las labores del hogar, no podrá sentirse cómodo en ese ambiente, donde los cuadros, las cortinas y las alfombras las eligió su mujer. ƒl es parte de ese mundo y debe opinar.

En otro plano, la mujer debe saber quŽ problemas tiene el automóvil o cuánto costará reparar una reja o el techo.

Ambos deben saber de lo que tradicionalmente se conocía como el ámbito femenino y masculino.

Ello debe darse más aún cuando ambos trabajan y tienen hijos, porque cada uno tiene un rol que cumplir despuŽs de la jornada laboral.

En definitiva, el secreto es compartir en vez de competir. Por cierto que ninguno debiera sentirse inhibido respecto del otro.

¿Se atrevería a conquistar a una mujer famosa?
Elien Cruz (25 años): "Depende de la circunstancia. Si yo me siento menos que ella, voy a ser menos. Lo mejor es mirarla de igual a igual. Hay que creerse el cuento para hacerlo".

Ivón Ojeda (27 años): "Claro. Hoy existe mós competencia con la mujer en todos los ómbitos y hay que asumirlo. Si una mujer famosa realmente me interesa, me la juego por entero".

Samuel Muñoz (22 años): "Si me interesara de verdad lo haría con mucho gusto. Lo importante es ser sincero. Debiera ser por amor y no por buscar salir en los medios, especialmente en la tele".

Fernando (20 años): "Depende del hombre. Si la mira de igual a igual y no se deja opacar, no habría problemas. No me he puesto en ese lugar, pero si así fuera, creo que sacaría fuerzas y me lanzaría a conquistar a esa famosa".

Luis Contreras (32 años): No. Yo no me atrevería, porque nunca he sido conquistador. Me gusta que me conquisten, aunque la mujer sea famosa. Hay que hacerse el difícil en todas las circunstancias".

Mucho se sabe de la popular 'Liberación Femenina' que abarcó a gran parte del mundo durante el siglo pasado. Los estudios superiores (universidad), la píldora anticonceptiva, la minifalda, el bikini y la incorporación al trabajo, son sólo algunos de los factores que derivaron en que ellas tomaran el control en un sinnúmero de espacios.

Tantos y pronunciados han sido los cambios, que incluso el papel del hombre como inhibidor del sexo femenino, ha sido traspasado a la mujer. Ahora son ellas las que, en un alto porcentaje, opacan al varón. Ante ese hecho concreto y comprobable, solamente queda descubrir, ¿cuál es la mujer que los inhibe? Los tipos de mujeres y las circunstancias en que se da este fenómeno pueden ser muchos. Entre ellos se destaca la mujer ejecutiva, que toma decisiones y sabe mandar; la ganadora, que al más mínimo acercamiento de un hombre, se encarga de opacarlo, haciendo honor a su capacidad intelectual como una forma de demostrar superioridad; las que toman las riendas en la intimidad, quienes exigen lo que quieren y son capaces de imponer una verdadera pauta programática a la hora de ir al lecho, y la mujer famosa que provoca la sensación de ser inalcanzable, por el hecho de ser alguien en constante exposición pública.

UNA SOLA ACTITUD

Para la sicóloga Támara Riquelme, "la mujer provoca inhibición en el hombre bajo distintas circunstancias pero, generalmente, la actitud es una sola. Independiente del lugar en que se desarrolle esta situación (ya sea en el trabajo, en la intimidad o por un factor físico), el síndrome de superioridad ante el hombre es único, lo que cambia es el entorno".

La especialista explica que, "en estos casos ella trata de mostrarse como una mujer más fálica. A esto me refiero que toma el papel de mujer más fuerte y que está en una posición culturalmente de mayor masculinidad, de dominio y de fuerza. Intenta demostrar que puede ser una persona superior a los hombres".

A–ade la profesional que, "la mujer que inhibe tiene un tipo de personalidad con características que se asimilan a la histeria. Hay que aclarar que este factor no es la caricatura de la mujer gritona o que llama la atención, sino que se refiere al posicionamiento de un lugar más masculino, que toma la iniciativa, que se desenvuelve de una manera especifica".

"Este tipo de mujer, durante su ni–ez , en vez de identificarse preferentemente con la imagen de la madre, tendría un mayor feeling con el padre. Esto no implica que tenga rasgos masculinos, sino que todo lo contrario. Son personas mucho más coquetas y se muestran mucho más", explica.

"La actitud inhibidora, es una causa sicológica, porque está incluida dentro de la estructura de personalidad. Esta estructura nos define y nos pone frente a la realidad. El inhibir al hombre es un fenómeno cultural, ya que ahora la mujer está haciendo cosas que quizás antes no realizaba, pero que ya son parte de ella", complementa la sicóloga.

CAMBIO DE ROLES

Explica que en el último tiempo se ha ido dando un cambio de roles entre el hombre y la mujer. "Hay hombres que no les incomoda este tipo de situaciones, ya que comienzan a adoptar una actitud más pasiva frente a estas mujeres y, finalmente, se dejan llevar. Por otro otro lado, hay hombres que se van a sentir choqueados con este fenómeno, ya que en la mujer van a ver a una contendora. Será percibida como alguien que puede destruir su carrera profesional", sostiene.

"La mujer trata de demostrar con esto, que su rol al interior de la sociedad no es pasivo, sino activo. Que es multifacŽtica, que no tan solo está en un espacio laboral, sino que tambiŽn puede ser madre, atender a sus hijos, ir al gimnasio y, en general, hacer muchas cosas, incluso más que los hombres", afirma la sicóloga.

CONFLICTOS

La profesional sostiene que muchas veces esta actitud inhibidora por parte de la mujer puede llevar a conflictos al interior de la pareja.

"Para que la mujer inhiba tiene que haber un hombre que tolere esta situación. Si ello no es así, lo más probable es que se vaya directamente al fracaso porque estas mujeres no toleran verse disminuidas o no estar a la par con su pareja",explica.

Agrega que, "muchas veces hay mujeres que necesitan verse delgadas para ocupar un puesto y empiezan a utilizar la inhibición de manera agresiva. Otras que, por ocupar esta posición masculina, adoptan ciertos rasgos del hombre. Muchas veces esto se vuelve crónico y pasa a ser, más que una mujer competitiva y dominante frente al hombre, una persona con rasgos destructivos; tanto hacia los demás como a sí misma".

CUANDO EL CUERPO INHIBE

Támara Riquelme dice que, "las mujeres que inhiben con su físico, se preparan para este tipo de situaciones. No significa que sean instintivamente así, sino que ellas sacan provecho del atributo físico que puedan tener. Por ejemplo, una mujer de pechos voluptuosos complementará ese atributo con un pronunciado escote y se encargará de pasearse en lugares en donde predomine el sexo masculino, para poder dar rienda suelta a sus dotes inhibidores".

En el caso de la la mujer famosa, aclara que "ella se encuentra 100 por ciento expuesta, tanto ante los hombres como ante las mujeres. Esto, automáticamente, la hace estar un pelda–o más arriba. Hay una perdida de intimidad en la pareja, ya que ambos pasan a formar parte de la opinión publica. En sí es este el hecho que inhibe al hombre, el de un exceso de exposición, no el de estar con una mujer demasiado conocida".


 
contacto@lacuarta.cl
Derechos reservados COPESA
NOINDEX