10 de Julio de 2005
VAS
CONTENIDOS | CRÓNICA | LA VUELTA AL MUNDO | LA CUARTA DEPORTIVA | LA CUARTA ESPECTACULAR | MAGAZINE | LA PAPA
Buscador

VAS
Crisis de pareja por poca comunicación
Correo abierto
Hacer un Pato Yáñez": Un gesto sexual con nombre y apellido
¿Qué define a los buenos amantes?
¡Cuide su corazón!
Cómo enfrentar la eyaculación precoz

 
¿Qué define a los buenos amantes?
La valoración de buenos o malos amantes es subjetiva, por supuesto. Pero hay algunas características que son básicas en la relación de pareja.

Es fundamental que las parejas se vayan descubriendo en distintas instancias y de manera progresiva. Quien desea demostrar toda su técnica en la noche de bodas puede dejar de ser interesante al día siguiente.

Los buenos amantes, hombres y mujeres, son aquellos que seducen, que acompañan, que acogen, que se entregan plenamente sin estar pensando en lo que harán al día siguiente.



Eduardo Bonvallet: "Compañera y amante"
Para el comentarista deportivo y ex futbolista, "una buena mujer debe ser tu señora. La que debe tener las características de una buena compañera y de una gran amante a la vez. Con la amante uno conversa y tiene relaciones sexuales. Al momento de casarse las relaciones sexuales son esporádicas, ya que a veces el estar siempre con la misma pareja aburre y provoca que uno 'peque'â y sea infiel".

María Laura Donoso: "No es solo lo sexual"
La modelo define: "Un buen amante no es la persona con la que se tienen relaciones sexuales tres o más veces al día, porque puede que todas hayan sido pésimas. Es la persona que siempre está impecable, que encuentra siempre hermosa a su mujer y que, además, siempre está cuando uno lo necesita. O sea, no es solo lo sexual. En Chile faltan esos hombres que den buenas caricias y que nos hagan sentir especial".

Rocío Marengo: "Sólo horas de placer"
La modelo argentina destaca que, "a muchas mujeres les encanta tener un llamado 'patas negras'. Para él se arreglan y se preocupan más. Eso se da, sobre todo, en esos hombres que no se preocupan de su mujer ni de ellos mismos. Que están echados viendo televisión y engordando. Claro que un amante da sólo horas de placer, pero en esos casos para ellas va a valer la pena. ¿El amante soñado? Brad Pitt, aunque digan que es un poquito hediondo".

Vanessa Miller: "Erotismo y placer"
Para la actriz y comediante, "si una mujer busca un amante es porque busca el erotismo y placer que la pareja o el marido no le entrega. O sea, lo primero sería que eso esté en la casa y no tener que salir a buscarlo. Pero si debe salir, tiene todo el asunto de la adrenalina. Mi amante perfecto sería George Clooney".

Marcelo Trivelli: "El amante debe estar enamorado"
Para el ex intendente de Santiago, "para ser un buen amante hay que estar enamorado, lo que es válido para hombres y mujeres. Esa condición lleva a la ternura y el cariño mutuo. Esa es la forma obtener el título de amante ideal. En mi caso, por ejemplo, yo amo a mi mujer y ella es mi amante perfecta".

Nelson Avila: "Sexo tántrico"
El senador expresa que, "un buen amante es alguien asimilado a mi prototipo, porque practico a la perfección un sexo tántrico natural. Madonna es la amante ideal, pero no para mí, ya que tengo la impresión de que es una loca desenfrenada. Si tuviera que estar con ella tendría que amarrarla para que no brincara demasiado".

Teresita Reyes: "Tengo un amante"
La actriz enfatiza que, "jamás sería infiel a mi 'Pelao', ya que lo adoro. Él es todo para mí. Somos pareja en el más completo sentido de la palabra. O sea, nos complementamos y también somos amantes. A veces jugamos a que somos infieles a supuestas parejas. Nos amamos y nos divertimos. O sea, en mi casa tengo un amante y él también tiene la suya allí mismito".

Julita Astaburuaga: "Un hombre que alegre la vida"
La socialité explica que, "un buen amante debe ser un hombre inteligente, con un estilo determinado y que tenga un parecido a mi padre, quien representaba la elegancia de los italianos. El sentido del humor es muy importante, ya que con todos los problemas actuales, la mejor forma de enfrentarlos es teniendo a un hombre que siempre alegre la vida. Mi amante soñado es Felipe Braun. Lo adoro".

En un alto porcentaje, las crisis en la relación de pareja se presentan por la escasa importancia que hombres y mujeres le otorgan a la integración mutua, al conocerse bien e interesarse por el otro.

Muchos hombre están convencidos que la buena mujer es aquella que se preocupa bastante de la casa, de los hijos, de tenerle la ropa limpia y planchada, el almuerzo en el momento justo y, por cierto, estar siempre dispuesta a tener sesiones de sexo.

A la vez, hay mujeres que consideran que el hombre ideal es aquel que ayuda en el hogar, coopera en la atención de los niños, no tiene amigos con quienes salir de juerga y no le gusta mucho el fœtbol. Ah, y que tenga capacidades amatorias extraordinarias.

Pero esas apreciaciones caen en el rango de las aspiraciones o deseos egoístas, porque las personas no están pensando en la otra cuando buscan esos "ideales", sino en sí mismas.

"Esto es lo que yo quiero y me merezco", pareciera ser el principio básico de muchos hombres y mujeres que exigen a más no poder a su pareja, para que se ajuste a ese modelo que han creado en su juventud o primeros años de edad adulta.

INCOMPATIBILIDAD

La justificación de algunas parejas para separarse es que no existe compatibilidad entre ellos, pero el argumento se desmorona cuando los sicólogos, terapeutas u otros profesionales comienzan a preguntarles respecto de lo que desea su compañero o compañera.

Las preguntas son simples: ¿qué es lo que él quiere para su propia vida? ¿Qué es lo que ella sueña para la familia? ¿Cuáles son los deseos insatisfechos de él? ¿Qué cree usted que desea su mujer para dentro de 5, 10 o más años? Las respuestas, generalmente, dan cuenta de que no hay conocimiento mutuo. Que ambos han vivido su propia vida, a pesar de estar juntos y la relación de amantes, desde el punto de vista de personas que se aman, no se ha dado.

CONOCERSE

Lo fundamental para que todo funcione bien es que la pareja se conozca bien, que se integre en un proceso que sea grato y pleno para ambos.

Se trata de que ambos consigan su realización, no de manera egoísta sino -también- pensando en lo que la otra persona desea.

Están juntos porque anhelan construir algo, de lo contrario sería mejor estar separados y verse solamente de vez en cuando, como en la etapa del pololeo.

El descubrirse, acompañarse, comprenderse, jugar, tener complicidad sensual y sexual, buscarse, interesarse en la otra persona y tener sueños juntos. Esas aparecen como las claves para ser buenos amantes.

A veces la expresión se utiliza para definir el rendimiento sexual de una persona, especialmente del varón, lo que no corresponde en rigor, por cuanto la sexualidad tiene una breve duración comparándola con el amor y la sensualidad, con el cariño y el deseo de estar juntos.

Si se avanza por la integración, el deseo de compartir y lograr metas afines, la plenitud sexual llegará sin ningœn esfuerzo y ambos podrán calificarse como buenos amantes.

BUSCAR OTRA PERSONA

Para la sicóloga Claudia Ponce, "en Chile los hombres son mucho más infieles que las mujeres, y eso pasa porque estamos en una sociedad machista, en donde los varones se consideran mejores, si tienen más de una mujer".

En el caso de ellas, "buscan a otra persona, como una forma de suplir la falta de amor, eso que su pareja no le entrega. Va en busca de cariño, para sentirse vital y como una mujer plena".

Confirma que, "el mejor amante no es sólo el que es bueno en la cama, sino que el que da cariño, apoyo y afecto. Y eso es válido tanto para el hombre como la mujer".

¿El buen amante se refiere sólo al aspecto sexual o incluye, además, que sea un buen compañero o compañera?

Debe tener de todo. El buen amante es aquel que con sus miradas seduce a la mujer que se le ponga enfrente. Es aquel que sirve para alivianar los problemas emocionales que pueden ocurrir después de una agotada jornada de trabajo, o incluso después de una tensa pelea con la pareja.

¿Sólo las experiencias enseñan a ser un buen amante?

En general todos estamos capacitados para ser buenos amantes. Ahora, lo interesante para muchas parejas es que cuando ellos no están pasando un buen momento en su relación, una de las terapias que nosotros realizamos es la de jugar a serlo (amantes), ya que eso le da un carácter de erotismo ayudando a que se recupere la relación.


 
contacto@lacuarta.cl
Derechos reservados COPESA
NOINDEX