16 de Octubre de 2005
CRONICA
BLOG | CONTENIDOS | CRÓNICA | LA VUELTA AL MUNDO | LA CUARTA DEPORTIVA | LA CUARTA ESPECTACULAR | MAGAZINE | LA PAPA
Buscador

Google
Web LaCuarta.cl


CRONICA
Lanzahuevos pololeó 40 años antes de pisar el palito
Bella marroquí es premio de ciber concurso
¿Será? Tomó veneno dolido por la "Roja"
¡Just do it con CD de inglés!
Con razón: Hasta pájaro del escudo se pega los faifazos
Regalaron conchita de peluche al Diego
Pintura para el Padrecito
Mami quedó vegetal tras una liposucción mula
Péndex roban casa en La Dehesa
La Dominguera
Bus negro se le paró al Transantiago
Las imágenes del día
Lenguas de erizo
Se pelaron cables de la Línea 4 del pategoma
El dedo en la llaga
La Ficha Pop
Cómo mueve la colita
Checho Hirane prende antorchas a su perro gran danés
Mascotas
Para picar
Listo billetón para guerra contra los patos malos
Medicina a la carta
Capo del Cartel de La Legua se las sabe por libro
Golpe maestro cortó tentáculos a clan de "El Perilla"

 
Asegurado el hombre: Ahora dice que relinchará como potro en su marquesa Luis XV
Lanzahuevos pololeó 40 años antes de pisar el palito
Inesita bate el récor de paciencia: Lo esperó cuatro décadas y ahora tiene que aguantarlo.


Abel Fuchslocher


es mejor con arroz. Acostumbrado a tirar huevos, ahora el tatita Juan Antonio Torres (72 años) fue el blanco, pero de arrocito. Junto a la novia, Inés Cabezas (68 años), protagonizaron un matrimonio tan apasionado y movido como el de dos lolitos.

(Foto: Copesa)

Tanta pasión sintió en su matrimonio Juan Antonio Torres, el famoso abueli lanza huevos, que ahora quiere casarse todos los días. "Es la emoción más grande que he vivido en mis 72 años", confidenció a La Cuarta.

A mediodía de ayer, en la parroquia Nuestra Señora de las Mercedes, de Puente Alto, juró ante el Pulento amor eterno a su compañera por 40 años, la novia Inesita Cabezas, de 68.

Pese a la edad, los novios se emocionaron, gozaron, rieron, bailaron y tiraron la talla como lolos de 20.

El beso en el altar duró más de lo esperado y sorprendió a todos. Para qué decir los atraconcitos que los tórtolos se dieron afuera de la iglesia, arriba del auto, al bailar el vals, cortar la torta y en la noche de bodas.

"Con estos besos ahora quiero casarme todos los días", verseó el tata. Inesita contestó con un risueño "para esto esperé 40 años, pueh".

Don Juan Antonio se entusiasmó más aún y le dijo "espérate nomás para la noche, ahí vas a ver"; a lo que la novia, más aterrizada, replicó sabiamente "disfrutamos de los recuerdos".

El marido insistió en que es un novio eterno: "Nos damos besitos, comemos rico, bailamos, todos nos saludan y aparte recibimos regalitos".

En su casa de la Villa Cordillera, sus cuatro hijos, seis nietos, amigos de batalla por los derechos de los jubilados y vecinos protagonizaron una fiesta tan cálida como emotiva.

Carrete

Los palomos bailaron el vals, partieron la torta y cantaron "La Felicidad", de Palito Ortega. Sin embargo, el momento más tierno, que nos dejó con un nudo en la garganta, llegó cuando la señora Inés le cantó a su hombre el tema "A mi esposo", de Palmenia Pizarro. Lo interpretó impeque y terminó arrodillada y sin poder contener las lágrimas. Puro amor, nomás.

En la fiesta también hubo momentos para los recuerdos. La novia contó cómo se conocieron cuando ambos trabajaban en la Caja de Empleados Particulares y ella, a un año de quedar viuda, se enamoró de su mechón y soportó por meses los embates del catete Juan Antonio. Al final él ganó y la conquistó en un baile de los boy scouts. Eran los '60. En un nuevo siglo el amor sigue intacto.


 

contacto@lacuarta.cl
Derechos reservados COPESA
NOINDEX