16 de Octubre de 2005
VAS
BLOG | CONTENIDOS | CRÓNICA | LA VUELTA AL MUNDO | LA CUARTA DEPORTIVA | LA CUARTA ESPECTACULAR | MAGAZINE | LA PAPA
Buscador

Google
Web LaCuarta.cl


VAS
Chantaje emocional
Correo abierto
Hombres: La respuesta sexual en la edad madura
¿Cuál es la mejor dieta?
Hombres que no comparten su cama

 
Hombres que no comparten su cama
Tal actitud se puede definir como una manía, ya que el no permitir que ninguna mujer entre en su cama, demuestra que el hombre posee una excesiva pulcritud, aseo y miedo a contagios.

Se dice también que el hombre que no comparte su cama, es porque tampoco puede compartir su vida y tener un compromiso formal.

Durante años el director Woody Allen vivió en un departamento solo, al otro lado de un parque que lo separaba de su pareja Mia Farrow, en pleno centro de Nueva York.


Iván Troncoso Pinto


¿Los hombres que no comparte su cama temen al compromiso?
Andrés Saavedra (23 años):

"No creo. A veces los hombres necesitamos un poco de privacidad y no porque después del acto sexual uno no quiera dormir con la pareja, no significa que hay temor al compromiso".

Carlos Castro (22 años):

"No sé si será así, pero puede que sea cierto. A veces algunos hombres lo dicen como excusa y otros porque realmente lo sienten, depende de cada uno".

Catalina Hurtado (21 años):

"Creo que los hombres tienen un miedo excesivo a estar con alguien. Pienso que la mayoría prefiere tener un poco de sexo y nada más".

Macarena Tapia (22 años):

"Por lo general los hombres son muy 'rolleros' y se complican con cosas chicas. Puede que el tema de la intimidad les afecte para comprometerse".

Loreto Vidal (23 años):

"Sí, pero también pasa con las mujeres. Actualmente, se prefiere más la soledad que estar siempre acompañado. Con esa mentalidad, la cama es algo sagrado y no es compartible".

En el amor hay diferentes niveles y estilos de personas. Hay algunas más amorosas, más comprometidas y 'jugadas' por un ser amado. En cambio, hay otros que son menos demostrativos, no les gusta el compromiso y que, a pesar de querer al otro, no van a realizar grandes sacrificios.

En el caso especial de los hombres, hay quienes no pueden compartir su cama y siempre optan por dormir solos.

Las relaciones sexuales solamente las practican en otro lecho y no ocupan su hogar. Es más, incluso algunos se sienten incomodos con una mujer al lado. No son pocos los casos.

Es como se muestra en la película «Cuando Harry conoció a Sally”. Él le dice a ella que cuando tiene relaciones sexuales lo único que quiere después de terminar el acto es irse de la cama, porque lo demás es dormir y eso lo hace solo.

SEXOLOGÍA

Para el doctor Antonio Salas, sexólogo y urólogo, tal actitud muestra un cierto pudor, la existencia de una excesiva pulcritud en las personas, por el hecho de tener miedo a los contagios, a las enfermedades y a que les vean su privacidad.

"Cuando lo único que une a la pareja es la parte sexual, sucede eso, es decir, la relación sexual se desarrolla como corresponde, con una parte de excitación, penetración, orgasmo y después una fase que se llama refractaria, en la que el tipo no quiere nada con la pareja, no quiere más sexo ni estar cerca de la persona", enfatiza Salas.

El hombre cuando tiene complejos para compartir su cama no solamente es en ese ámbito, sino que también en compartir su vida. Como dice Salas "ese es el problema, porque cuando están traumatizados, por ejemplo un hombre después de una separación o un divorcio, queda bastante resentido contra el sexo opuesto. Entonces, lo que primordialmente comienza a buscar es sexo ocasional, lejos de su casa, parejas que viva cada uno en su casa. Lo busca o como pretexto o las circunstancias se dan para que las personas vivan alejadas".

El urólogo explica que se puede considerar una actitud un poco maniática, ya que la manía de la pulcritud, del aseo, de la higiene, de su cama, en donde sus sábanas son únicamente para él solo, además de su privacidad, hacen que el hombre opte por estar solo en su cama y tener solo sexo afuera de su hogar.

"Muchos hombres que tienen este tipo de actitud dicen que lo hacen porque son más libres y relajados, en cambio si están con una mujer en su cama se tiene que comportar de una manera diferente. Más que el hecho de ser libre, es no tener compromisos, es no querer ser responsables de otras personas. Es una falla de compromiso total, que se debe a una desilución o porque no quiere tener algo formal" argumenta Salas.

A veces esta manía de dormir solos se manifiesta en otras áreas como dice el profesional, "que hay ocasiones en que los hombres pueden llegar a ser tan maniáticos, en el cual tengan solamente un lugar especial para poner los zapatos, sus calcetines, otro lugar preciso para la corbata, el cepillo de dientes, en cual no quiere que nadie interfiera en eso y por eso no tienen y no quieren tener una mujer al lado".

EXPLICACIÓN SICOLÓGICA

Según la sicología, las personas cuando construyen un vínculo de pareja, el tema de la sexualidad y de tener relaciones, también va llevando a construir esta vinculación. Cuando uno de los dos, en este caso el hombre, ve el acto sexual como solamente un ejercicio, indica que esa persona le gusta estar sola.

Para el sicólogo Wilson Lucero, del Instituto de Desarrollo Psicológico, Indepsi, "cuando la pareja no ha logrado un buen afiatamiento, o cuando en este caso cuando el varón ocupa las relaciones no como un modo de construcción de vínculo sino como un instrumento, ocurre que busca en esto poder,dominio o simplemente como parte de la vida normal".

"Entonces el tema de la presencia física de la mujer al lado, comienza a activar una serie de fantasías que muy probablemente tenga que ver el temor. O también del compromiso, la presencia física del otro no te deja evadir en la fantasía de poder o en la fantasía de vacío en general", explica el profesional.

Otra v’í puede tener que ver con el tema de la territorialidad, donde el acto sexual no tiene que ver con la vinculación sino con una demostración amplia de poder y por lo tanto la cama, el lugar de la relación, se convierte en el territorio que lo representa, en cuyo caso él decide como un modo de sometimiento la presencia o ausencia de una mujer en el lecho.

"Se puede dar en los hombre también que el olor de la mujer les produce una sensación de repulsa, entonces cierran el contacto con ellas y hace que separen camas. Es más raro, pero se da en ciertas ocaciones", enfatiza Lucero.

PERFIL

Según las palabras del sicólogo, el perfil sicológico puede ser variado pero en general corresponden a estructuras con caracteres de funcionamiento narcisista, es decir, "son hombres que dentro de la vida sexual se pueden considerar casi atletas sexuales, producto de este funcionamiento mental. En apariencia son buenos amantes y físicamente fuerzan ellos el siquismo de manera que el organismo (el aparato genital), pueda responder en términos de ereccion y duración de esta misma para el acto sexual. Hay que agregar que las relaciones sexuales que tienen son frecuentes y con distintas mujeres”.

¿Se puede considerar una actitud maniática? En la conducta como tal constituye una manía, pero la manía es la condición neur—tica de la dificultad para la mantención o establecimiento más pleno de la intimidad.

¿Es posible que esta actitud se deba específicamente de la experiencia dolorosa? No necesariamente tiene que tener una experiencia traumática, quizás está más ligada al temor, pero no con uno que tiene que ver con el tema de la sensación de angustia por un tema de rasgo de personalidad. Porque la experiencia acentua la ausencia del otro como un objeto menos fácil, pero se puede dar perfectamente en personas que no hayan tenido ninguna experiencia traumática, ni separación y divorcio. En mujeres se da en las que han vivido experiencias de violación y no solamente no quieren volver a tener relaciones sino que la presencia física del hombre les recuerda el acto violento.


 

contacto@lacuarta.cl
Derechos reservados COPESA
NOINDEX