21 de Mayo de 2006
VAS
BLOG | CONTENIDOS | CRÓNICA | LA VUELTA AL MUNDO | LA CUARTA DEPORTIVA | LA CUARTA ESPECTACULAR | MAGAZINE | LA PAPA
Buscador

Google
Web LaCuarta.cl


VAS
Error familiar
Correo abierto
¿Qué es la castración química?
Convivencia juvenil
¿Y cuál es el tamaño justo?

 
¿Qué es la castración química?
Mucho se ha hablado sobre la castración química,pero son pocos los que conocen los métodos y las consecuencias de este procedimiento que -según señalan algunos especialistas- podría poner fin a las constantes situaciones de abuso sexual.


Texto: Rodrigo Zavala Molina


En la actualidad ha salido a la luz un tema que, hasta ahora, nunca se había abordado con tanto detenimiento: la castración química.

En Chile, un procesado por abusos deshonestos en contra de menores está solicitando que se le aplique este método para reprimir sus impulsos sexuales, asegurando que esa es la manera más efectiva de impedir que vuelva a cometer estos actos fuera de cárcel.

La experiencia en los países que han aplicado este sistema y lo han incor- porado en su legislación arroja resultados alentadores: la gran mayoría de los inculpados que se han sometido voluntariamente a esta intervención disminuyeron notoriamente o erradicaron por completo su libido.

UNA ANTIGUA PRÁCTICA

La castración es un tema que ha estado presente desde tiempos inmemoriales.

En la película “El último emperador”, por ejemplo, se muestra cuando los monjes son expulsados de la Ciudad Sagrada y el tesoro más preciado que se llevan son los frascos que guardan los restos de sus miembros cercenados.

Era frecuentemente utilizada en países de Europa, Medio Oriente y África,para simbolizar el poderío militar o la influencia de la religión en culturas que ofrecían los miembros cortados a los dioses.

A su vez, en las culturas donde es posible tener varias esposas y concubinas,a los guardianes se les castraba,con la finalidad de que no pudieran tener relaciones con las mujeres que cuidaban. Son los llamados “eunucos” (que la tradición en el habla chilena dejó en “nucos”).

También, hasta hace un par de siglos,eran conocidos los casos en que se cortaba el miembro a los pequeños de voz virtuosa, lo que aseguraba que el niño mantuviera de por vida un tono agudo que era exhibido en el coro de las capillas de Europa. La película “Farinelli, il castrato” da a conocer la historia de uno de esos muchachos.

El libro “Los cachorros”, del peruano Mario Vargas Llosa, tiene como temática a un muchacho al cual una jauría de perros lo ataca y lo deja sin sus órganos genitales, lo que le marcará para toda la vida.

Más allá del atentado moral que significa para una persona perder sus órganos genitales, están las consecuencias físicas. Extirpar los testículos
-y en muchos casos también el penegeneraba grandes hemorragias que,por lo general, derivaban en la muerte.

Evidentemente, esto se debe a la poca asepsia con que se realizaban las intervenciones y al delicado funcionamiento de esa región del cuerpo.

La castración química es un procedimiento mediante el cual se inyecta una hormona a un paciente, para inhabilitar su deseo sexual durante, aproximadamente, seis meses. Esta es la alternativa moderna a la antigua tradición de “capar” a los acusados de violación.

Vida Afectiva y Sexual

¿CASTRACIÓN SIN DOLOR?

Con el paso del tiempo, la castración se posicionó como una tentadora herramienta para escarmentar a las personas condenadas por abusos sexuales. Sin embargo, el problema de las consecuencias físicas y sicológicas para quienes podían sufrir este castigo siguieron siendo determinantes para no aplicarlo.

Por lo anterior, se han buscado nuevos métodos que aseguren los mismos resultados, pero sin agredir físicamente a la persona. Es así como surge la castración química: un procedimiento mediante el cual se inyecta Depo Provera (hormona femenina) al hombre que tenga tendencia sicopática a cometer abusos sexuales.

La inyección produce, principalmente,tres efectos en la persona: disminuye la intensidad y frecuencia de los pensamientos eróticos (impulsos sexuales), impide la irrigación de sangre al pene -lo cual no permite la erección- e imposibilita la obtención del orgasmo a través de la eyaculación.

Para asegurar su efectividad, la persona debe repetir la dosis cada seis meses. De modo contrario, reaparece el deseo sexual y sus manifestaciones físicas.

SITUACIÓN LEGAL

La aplicación de las inyecciones de Depo Provera ha sido existosa en países como Francia o Estados Unidos,donde se ha podido disminuir la reincidencia de abusadores sexuales y,además, se ha mejorado la condición de hacinamiento en la que viven los reclusos en las cárceles.

Esta realidad mundial es la que ha motivado a algunos sectores políticos y sociales para incentivar proyectos de ley que aseguren el derecho a un inculpado a someterse a la castración química.

En el 2002, el diputado Maximiano Errázuriz elaboró un proyécto que, de ser aprobado, garantizaría la aplicación de estas inyecciones: “La persona enferma debe tener la posibilidad de elegir si quiere que se aplique este método, de acuerdo con sus pretensiones de rehabilitación e inserción social después de la condena”, señala.

Actualmente, en Chile no existe regularización sobre la castración química.

Los médicos no están facultados para suministrarla y los condenados no pueden acceder a ella. Por lo mismo,la solicitud formal que ha hecho Rafael Maureira -alias “Zacarach”- no tiene posibilidades legales de ser atendida.

Las estadísticas revelan que ha habido un aumento en las denuncias por abusos sexuales. De estos, muchos son cometidos por personas que ya habían sido juzgadas por delitos similares cometidos con anterioridad.

Surge, entonces, la pregunta que hoy en día se hacen muchas personas: ¿será la castración química el método más efectivo para asegurar la paz social?

 

contacto@lacuarta.cl
Derechos reservados COPESA
NOINDEX