15 de Octubre de 2006
VAS
BLOG | CONTENIDOS | CRÓNICA | LA VUELTA AL MUNDO | LA CUARTA DEPORTIVA | LA CUARTA ESPECTACULAR | MAGAZINE | LA PAPA
Buscador

Google
Web LaCuarta.cl


VAS
Correo abierto
Doctor Ramiro Molina: "Es un tema de conciencia personal"
Una polémica píldora
Postura de la Iglesia
Ministerio de Salud
Cómo surgió la 'píldora'

 


Cómo surgió la 'píldora...'
Si hubiera que traducir fielmente su nombre original en inglés ("Post-coital phill”), debiera llamarse “Píldora para después del coito”. Sin embargo, desde su aparición en los años 80,el más conocido método anticonceptivo de emergencia fue bautizado -por los medios masivos de comunicación y por la comunidad científica- como “Píldora del día después”.

“El nombre que recibió en Español ha generado muchas confusiones y opiniones contrapuestas, ya que no hace manifiesta la esencia de este método anticonceptivo: que se usa sólo en casos de emergencia, después de ocurrida la relación sexual”, reflexiona el doctor Ramiro Molina Cartes.

El profesional es el vicepresidente de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología Infantil y de la Adolescencia (Sogia) y, además, dirige el Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral del Adolescente, Cemera, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.


Rodrigo Zavala Molina


Casi tres décadas después, desde que este método hizo su aparición pública, aún sigue provocando controversias, tal como en su primera época. Esto, debido a que -hasta comienzos del año 2002- no había demasiadas publicaciones actualizadas sobre el accionar específico del principal compuesto de la píldora ni de sus efectos en el organismo.

Pero eso ya cambió...

Tal como su palabra lo indica, los medicamentos reconocidos como ‘métodos anticonceptivos’ tienen por función impedir la unión de los gametos masculinos (espermatozoides) con el óvulo. Por lo mismo, actúan antes de que ocurra la fecundación en las trompas de falopio.

Excluyendo la práctica del coitus interruptus, o coito interrumpido,donde el hombre retira el pene antes de la eyaculación, los métodos anticonceptivos no naturales resultan de la combinación, a través de técnicas de laboratorio, de dos hormonas femeninas: el estrógeno y la progesterona.

El producto químico obtenido se denomina ‘progestágeno’.

Los progestágenos son el principal componente de los métodos anticonceptivos que actualmente se utilizan en todo el mundo. Éstos ingresan al torrente sanguíneo de distintos modos: por vía oral (píldoras), inyectable (inyecciones intramusculares),por absorción de la piel (parches) o a través de dispositivos capsulares que se colocan en la vagina o el útero.

Desde que aparecen en la década del 60, las pastillas anticonceptivas han ocupado un lugar importante en las mujeres que quieren manejar su sexualidad de manera consciente y responsable. “A partir de ese momento, ocurriría una tremenda revolución que aún no termina. Eso se puede ver con las polémicas que se generan hasta el día de hoy”, enfatiza el doctor Molina.

EMERGENCIAS

En la década del 70, se publicó una información donde se señalaba que el aumento de la dosis de comprimidos anticonceptivos entregados regularmente podía prevenir el embarazo en un número importante.

“Esto se conoce como el ‘Método de Yuspe’, y fue sindicado en ese entonces como el más efectivo”, destaca el facultativo.

Sin embargo, el Método de Yuspe
-desde su descubrimiento- fue clasificado como ‘de emergencia’ y su utilización se recomendó sólo en casos de abuso sexual o de fallas en los dispositivos, como el preservativo,diafragma o algún otro.

“En vez de entregar un comprimido,se entregaban cuatro. Eso hacía que las mujeres, aun siendo responsables en su sexualidad, pudieran prevenir un embarazo no deseado”,señala Molina.

El avance de la ciencia médica dio con otro hito histórico. En la década del 80, un grupo de científicos advirtió que, en vez de los anticonceptivos comunes, se podía utilizar un progestágeno puro (sin la combinación de las dos hormonas femeninas),aumentando la concentración.

Este compuesto se denominó “Levonorgestrel”.

Así, aparece la “Postcoital phill” (‘Píldora para después del coito’).

“PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS” El doctor Molina señala que desde que apareció, este medicamento no ha sido objeto de estudios acabados o modernos y que -producto de lo mismo- todas las publicaciones carecen de evidencia científica suficiente para definir con exactitud cómo y dónde funciona específicamente.

“Todo se reduce a un asunto de hipótesis”,puntualiza.

“La gran pregunta es: ¿cuál es el mecanismo de acción del Levonorgestrel?”, señala el profesional.

Para responder, reconoce que es adecuado aludir al científico argentino Kessero, quien propuso que este método alteraba la maduración de los espermios en el cuello del útero y, por lo tanto, los discapacitaba para producir la fecundación. No obstante, destaca Molina, esto sólo fue una hipótesis, pues ni Kessero ni sus sucesores en la línea investigativa lo demostraron fehacientemente.

Y comenzó la comercialización del Levonorgestrel. “Y cuando se hizo, aparecieron las indicaciones para quienes lo consumían: se dijo que podía alterar al óvulo fecundado,que impedía la implantación del huevo en el endometrio, que dificultaba la fecundación en las trompas.

Se dijo de todo, sin saber a ciencia cierta qué era lo que ocurría”, destaca Molina.

El profesional enfatiza: “Todas las publicaciones están con información antigua. Es obvio, por ejemplo, que se pueda considerar abortiva, porque esa era una de las opciones de lo que se pensaba que podía ocurrir. Eso generó muchas confusiones y errores conceptuales que han llevado a denostar a este método anticonceptivo,que es uno más dentro de todos los otros existentes”.

AVANCES MÉDICOS

Molina reconoce, además, que ha existido una fuerte campaña internacional para atribuir efectos que no son propios de la píldora. “Se ha impedido su entrega, porque se dice que es abortiva. Eso es porque la Organización Mundial de la Salud la definió cuando aún no había suficiente evidencia científica”, explica.

Sin embargo, dice que ahora hay proyectos de investigación muy interesantes,“que servirán para despejar dudas sobre su funcionamiento. Una vez obtenidos los resultados de estudios y experimentos médicos, no habrá modo de rebatir. Es decir, por fin la discusión se centrará en lo que realmente importa: en el acceso libre,consciente e informado de todas las mujeres por igual a este método”,concluye el doctor.


 

contacto@lacuarta.cl
Derechos reservados COPESA
NOINDEX