29 de Julio de 2007
CRONICA
BLOG | CONTENIDOS | CRÓNICA | LA VUELTA AL MUNDO | LA CUARTA DEPORTIVA | LA CUARTA ESPECTACULAR | MAGAZINE | LA PAPA

Buscador
Google
Web LaCuarta.cl

CRONICA
"Larrompo" se cuadró con Hogar de Cristo
Lolos que hackearon a la Nasa elongan el mouse para lucirse en Olimpiadas
Cacos dieron la hora en asalto a "millonario" camión Brink's
Con más labia que el tano Marocchino cazador de talentos engrupía incautas
Lenguas de erizo
Sicópata de Algarrobo: Jaranero, empotado y traicionero
Aarón Vásquez se mandó una pichanga en su primer día de condena
Huasteco que ultimó a su hijo de un escopetazo en Cauquenes es de hielo
"Exijo mis 5 minutos de fama"
"Cumalité" esperará libre el juicio por robo con violencia a Julita
Creen que red de trata de blancas secuestró a lola chilena en España
El dedo en la llaga
La Ficha Pop
Cómo mueve la colita
Mascotas
Rex se quiebra como primer rastreador de fallas eléctricas del planetoide
Para picar
Pare las antenitas y grite si cacha violencia doméstica
¿Sabías que?
Buenavista social pop
Barra intercambia pagos y ofertas en una singular cadena de favores
Cámbiate el chip, loco
Capo de Google: "Hacemos más amigable la computación"
Últimas papas del web eo
Radiografías digitales matan la espera

 


Cristián Elías Tiznado Luna (27), el salvaje asesino de la joven madre y dueña de casa Evelyn Sandoval, toda su vida fue una bomba de tiempo
Sicópata de Algarrobo: Jaranero, empotado y traicionero
Antes de ser detenido llevó una bolsa de pañales para su hijito a Isla Negra.


Carlos Godoy S.



Monstruo resentido.- "El Tiznado" golpeó salvaje y reiteradamente a Evelyn hasta causarle un TEC cerrado severo y una fractura en el cuello. Luego la amordazó, violó y le perforó el ojo derecho. Dijo que actuó así "aburrido de la sociedad" y de lo poco que ganaba en su pega (Foto: José Moya T.).

Aquí vivía el piojento (Foto: Copesa).

Con hijita.- Carolina no tiene malos recuerdos de Tiznado. Estaba muy enamorada (Foto: Copesa).

El "cuñadito".- Juan Gutiérrez era yunta y compañero de juerga del chacal, pero le empezó a caer mal al cachar que engañaba tupido y parejo a su hermana. "Le conocí como cinco mujeres", dijo (Foto: Marcelo Segura).

Hincha de Palestino. Seco pa' los asados y el copete. Mujeriego obsesivo. Amante de la música rockera, pero lanzado con honda a la hora de gastarse el sueldo en fiestas y discos cargadas al reggaeton. Así es el sicópata de Algarrobo, Cristián Elías Tiznado Luna (27), según quienes lo conocen. Nada raro para un hombre joven y con buena pega.

Por lo mismo, nadie de su entorno entiende qué lo motivó a violar y matar salvajemente a Evelyn Soledad Sandoval Bassaure (33) en el exclusivo condominio Altos de Mirasol 2, donde trabajaba como encargado de post venta, el viernes 20 de este mes.

Según expertos criminalistas, los que cometen este tipo de delitos generalmente han sufrido traumas en su niñez. En el caso de Tiznado, éste fue abandonado por sus padres cuando era un bebé y se crió primero en un hogar y luego con una pareja en el sector de El Tabito.

Con ayuda de sus taitas postizos cursó estudios técnicos en Construcción Civil en la Universidad Tecnológica Metropolitana (Utem), en Chago, y luego volvió a la V Región a ejercer su profesión. En la capital dejó una hija que casi no visitaba.

Hace aproximadamente dos años encontró empleo en una construcción en el balneario de El Quisco. Fue capataz y tenía a su cargo a 40 hombres, entre ellos al carpintero Juan Gutiérrez.

"Usaba una radio, pero siempre andaba a grito pelado. Era un buen jefe, pero daba la ta verlo drogado con cocaína. Andaba duro como palo y fumaba todo el día. Pasaba transpirando y con la cara roja", recuerda Gutiérrez.

Los trabajadores se convirtieron en sus amigos y juntos empezaron a reunirse en tomateras y asados. Fue en una comilona en casa de Gutiérrez, donde "El Tiznado" -así le decían en la pega- se enamoró de Carolina, hermana del anfitrión. Ella sería su última pareja y quien lo convirtió en padre de un niño una semana antes de que matara a Evelyn (33) en una orgía personal de coca y ron.

"Me pedía que le hiciera gancho, pero después llegaba solo a la casa", recuerda el carpintero.

El sicópata y Carolina se enamoraron y vivieron juntos cinco meses en una pieza trasera de la casa ubicada en el callejón Cerco Largo, en Isla Negra.

La convivencia terminó cuando a Gutiérrez lo echaron de la obra y supo que el verdugo había sido su "cuñado".

"Le pegué y al otro día se fue calladito. Eso sí, nunca dejó de ponerse con Carolina y su hijo Benja. Venía a verlos dos o tres veces por semana", señaló Juan.

El último contacto que tuvo la pareja fue justo el viernes 20, cuando ella le telefoneó para pedirle pañales y leche. Él se demoró en contestar, porque en ese mismo instante estaba masacrando a Evelyn, madre de dos hijos de 9 y 13 años.

Al día siguiente apareció en la casa con una bolsa de pañales, pero su intención no era visitar a su polola y a su hijito, sino que esconderse de la policía. Pero lo hallaron y no opuso resistencia.

Dijo que apenas pueda se virará de este mundo

La Fiscalía de San Antonio inició el pasado miércoles una investigación criminal contra Cristián Tiznado Luna, quien fue formalizado por violación con homicidio, delito por el que arriesga una condena de presidio perpetuo calificado.

En el relato que entregó a la policía, el criminal dijo que no se acordaba de nada, ya que actuó drogado.

"Me da mucha pena por él, porque lo perdió todo. Mi hermana estaba muy enamorada de él, pero ahora no. Hasta el miércoles estaba tranquilo, pero cuando supo que le podían tirar 40 años de cárcel dijo que se iba a matar, que apenas tuviera oportunidad se iba a suicidar. Yo tengo ganas de verlo", señaló su ex cuñado.

Tiznado se encontraba preso en la cárcel de San Antonio, pero recibió varias amenazas de muerte y tuvo que ser trasladado al Centro de Detención Preventiva de Valparaíso, donde está enjaulado en un módulo especial para delincuentes sexuales. Sufre crisis de llanto.

A comienzos de semana Gendarmería pidió que le llevaran ropa, pero nadie lo ha querido hacer.

"Conmigo no fue malo"

Carolina Gutiérrez es jardinera, tiene dos hijos de una relación anterior y está chata de entrevistas y cámaras. Ya no quiere fotos ni recordar el salvaje crimen que cometió su ex, el que reconoció era drogadicto.

"Sólo puedo decir que conmigo nunca fue malo y que cuando peleábamos yo era la que lo gritaba. Varias veces mi hermano le prestó un sillón para que pasara la noche", comentó la joven mientras caminaba rápido junto a Benjamín. "Conmigo siempre fue caballero y simpático y nunca lo vi en cosas raras como para imaginarme que era un sicópata. Con mis otros hijos también era cariñoso", añadió.

Cuando Tiznado fue a la casa de Carolina, el sábado en la mañana, ya se había acriminado, pero igual tuvo la suficiente sangre fría para jugar con su hijito. Luego se acostó y horas más tarde fue capturado en la cama por detectives de San Antonio.

Carolina fue la única persona que al día siguiente fue a verlo al tribunal, donde la autorizaron a verlo y conversar con él durante dos minutos .

"Me dijo que cuidara al Benjamín y me pidió que por favor que no lo dejara botado", recuerda Carolina.

C.E. logró zafar de sus garras: "Grité y sólo alcanzó a manosearme pechos"

Mientras los fiscales de San Antonio Juan Carlos Rivera y Alberto Gertosio reúnen pruebas para confirmar la participación de Cristián Tiznado en el alevoso y estremecedor crimen, la fiscal de delitos sexuales Claudia Cancino Cardoza está a punto de cerrar otra investigación por intento de violación contra el sicópata de Algarrobo.

El delincuente sexual se encuentra formalizado desde marzo por atacar con un cuchillo a una joven de 29 años, empleada de un supermercado en El Quisco, a quien esperó que bajara de un colectivo para intimidarla.

"Sólo atiné a gritar y por lo mismo no me alcanzó a violar. Sólo alcanzó a manosearme los pechos", relató la joven C.E.

Por este hecho el chacal se encontraba firmando, a la espera de que le saliera la condena, que podría ser de hasta 4 años de cárcel. Mientras tanto, ultrajó y violó a Evelyn, quien se encontraba vacacionando en el condominio de Algarrobo junto a sus hijos, una tía y una hermana.

Los detectives de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de San Antonio también realizan pesquisas para confirmar o descartar la participación de Tiznado en al menos otros 10 ataques sexuales -incluidos abusos y violaciones- ocurridos en Algarrobo, El Quisco y San Antonio, y que hasta hoy no han sido aclarados.

Ex pareja: "Me pidió que por favor no lo deje botado"

Tras terminar su convivencia con Carolina Gutiérrez, Cristián Tiznado comenzó a arrendar una cabaña en la calle Del Pastor, en Punta de Tralca, junto a Sebastián, un funcionario de la administración del condominio Altos de Mirasol 2, el complejo donde se acriminó.

Su ex cuñado reconoció que fue su fiel compañero de juerga, "pero empezó a caerme mal cuando engañó a mi hermana. Le conocí al menos cinco mujeres, todas menores que él, y me rogaba que no le contara nada a la Carolina. Una vez le dije a mi hermana que andaba con otra, ella lo retó y él me dijo puta que soi maricón. Las engrupía en bares y discotecas. Pasaba metido en la Excalibur de El Quisco. Tuvo varios amores. Era demasiado mujeriego", indicó Juan.

Tiznado trabajaba hace poco más de un año en el condominio de Mirasol. Era jefe de post venta y debía organizar la reparación de los depas.

Por su pega recibía un sueldo de 350 lucas, aproximadamente, que no le alcanzaba para costear sus vicios y mantener a Carolina, su hijo recién nacido y la hija que dejó en Santiago. Por lo mismo, su amigo Sebastián todos los meses le prestaba 70 lucas para ayudar a su hija de 10 años.


 

contacto@lacuarta.cl
Derechos reservados COPESA