*

A 15 años del día en que Ronald Fuentes hizo famoso a Bouchardeau

Fue en el Mundial de Francia 1998 cuando el pito de Níger cobró el penal más recordado de la historia del peloteo nacional.

11/06/2013 - Autor: LaCuarta.com

“¡No!, ¡no!, ¡no! ¡Qué invento del árbitro! Esa pelota estaba  a un metro, es un invento del árbitro (…) ¡Qué le vamos a hacer! Está a un metro de Fuentes, eso no es penal señor Bouchardeau, ¡en ninguna parte del mundo!”, son las primeras palabras que un irreconocible e iracundo Pedro Carcuro pronuncia, cuando a los 82 minutos del partido entre Chile e Italia, por la primera fecha del Mundial de Francia 1998, el árbitro de Níger, Lucien Bouchardeau, cobra penal por una mano de Ronald Fuentes.

La mocha estaba 2-1 en favor del Equipo de Todos gracias a un doblete del Matador Salas (Christian Vieri había puesto el 1-0 en el primer tiempo) y el reloj corría cada más lento para los pupilos de Nelson Acosta. Minuto fatal, porque a pito de nada llegó el centro de Roberto Baggio que dio en la mano de Chilenita Fuentes, protagonista de uno de los momentos más fatales en la historia de la Selección Chilena.

“(…) pero sabemos que en esto de la Fifa. ¡La señora Fifa!, ¡la mafia Fifa! Qué le vamos a hacer, los conocidos de siempre. ¡Me da una rabia! ¡Qué vergüenza! No sé si rabia o vergüenza, eso no es penal ni aquí, ni en la quebrada del ají”, remató el ex colorín en la transmisión de TVN, mientras Patricio Yáñez intentaba bajarle los decibeles al inesperado día de furia del relator.

Exactamente 15 años han pasado desde aquel día y el nombre de Lucien Bouchardeau es siempre recordado por la barra popular, incluso conocidos comentaristas nacionales que estuvieron presentes en esa histórica actuación de la Roja en el estadio Parc Lescure de Burdeos, como Juan Cristóbal Guarello, que hasta combos le hubiera ofrecido al gigantón pito africano, un ex rugbista y vilipendiado juez que con los años reconoció haber recibido plata de la Fifa y que el 2007 le pidió perdón al país por un error que empañó una de las mejores presentaciones que una selección chilena haya realizado en un Mundial.

“Mis disculpas para Chile, fue sin intención (…) He visto muchas veces esa imagen, es lógico. Sufrí mucho, se acabó mi carrera. No quise favorecer a nadie. Vi una mano dentro del área que interrumpió un centro”, fue la sentida disculpa que por aquel tiempo nos entregó Bouchardeau.

Su minuto de fama que gratuitamente se ganó por la inocente mano de Ronald Fuentes y la inédita reacción de Carcuro.

Diario versión digital

Sábado 23 de Septiembre

Edición impresa

Sábado 23 de Septiembre
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32