*

Bombero símbolo de Valparaíso anima las noches porteñas

Bombero símbolo de Valparaíso anima las noches porteñas

Juan Carlos Espinoza perdió su casa mientras combatía los incendios en otro sector. Trabaja como salvavidas y en clubes nocturnos. En la noche de Año Nuevo avivará la cueca en dos de ellos.

30/12/2017 - Autor: Sebastián Foncea

El incendio que afectó en enero del año pasado a Valparaíso consumió más de 200 casas de los cerros del Puerto y la escena más recordada de la tragedia es la triste mirada del bombero Juan Carlos Espinoza frente a su hogar, en la población Puertas Negras, que acabó reducida en escombros por el fuego mientras él luchaba contra las llamas en otro sector.

El joven, que ahora tiene 22 años, era voluntario de la 16° compañía de su comuna, y también se dedicaba a la animación de eventos nocturnos y durante el verano trabajaba como salvavidas en las playas.

Ahora sigue en lo mismo. Los martes y jueves anima las noches del local “Lodevi”, mientras que viernes y sábado está a cargo de avivar la cueca en la disco “Cosmonova”. De los bomberos se alejó por un tiempo por “problemas personales”.

Durante esta época del año Juan Carlos tiene más trabajo que nunca, y ahora será igual, porque en la noche de Año Nuevo animará la velada en dos lugares. Y como si eso fuera poco, al día siguiente deberá estar con su traje de baño naranjo fosforescente en la playa que le asignen.

“Será mi segundo año arriba de una lancha en el Muelle Prat. Ahí se vive de otra perspectiva, son 60 personas y la gente empieza a recordar cosas, se producen reencuentros familiares, algunos lloran, es muy distinto que verlo en el cerro. En mi primer año quedé impresionado, tanto como la gente de otros países que se emocionan demasiado. Es impresionante y ya estamos casi llenos, sólo quedan como cuatro cupos”, contó.

bombero en la disco

– ¿Cuánto vale?

Cuarenta mil pesos, y los merece. Los turistas suben como a las nueve y media, hacemos un paseo por Valparaíso y Viña, hay un bolerista que canta, después yo hago la fiesta tirando p’arriba y saltando con un DJ que llevo y al final hago la cuenta regresiva de 10, 9, 8, 7… Luego vienen los fuegos artificiales y, para entretener a los pasajeros, cuento una pequeña historia de lo que ha pasado durante el año. A las 12.45 todos para abajo, pero yo me voy a la disco hasta las siete de la mañana, y a las dos de la tarde del 1° debo estar de salvavidas.

– ¿Hay mucho porfiado en la playa después de Año Nuevo?

Es el día más fuerte que hay en todas las playas. La gente se mete con copete, se pone difícil para todos. Y más para los salvavidas, que estamos trabajando en Valparaíso, porque viene gente de otras partes y lo único que quiere es bañarse, pero hay muchas zonas no aptas para el baño. Acá tenemos pocas playas habilitadas como Las Torpederas, Caleta Abarca y Las Salinas; todas las demás, como 28 playas, no son aptas para el baño.

Lo que se viene

– ¿Qué proyectos tienes?

Mis proyectos son seguir tirando p’arriba con mi familia, darle con todo y encontrar una polola si Dios quiere.

– ¿Cómo quedó la casa nueva que le dieron a tu familia?

La estamos habitando desde principios de marzo y quedó bonita, muy linda, bonita, pero nunca habría cambiado la casa que se quemó.

– ¿Pensaste que recibirías tanto reconocimiento?

Nunca jamás pensé que me iban a tratar como un héroe, si poco les faltó para hacerme un monumento. Yo sólo traté de ayudar a la gente, soy un bombero 24/7 y sólo hice mi trabajo.

Diario versión digital

Domingo 17 de Junio

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32