*

Cambia tu taxi de bencina a gas sin poner ni uno

Cambia tu taxi de bencina a gas sin poner ni uno

También se pueden subir al carro los colectiveros y de paso ahorran más de cien lucas al mes.

08/04/2013 - Autor: Hugo Córdova

Alex Meza, un colectivero de San Fernando está jappy con su tocomocho a gas licuado. “Con el uso de gas como combustible me estoy ahorrando entre cinco y seis lucas diarias”, aseguró el hombrón. 

Él es uno de los más de 11 mil compipas que en Chilito andan quemando gas en vez de bencina, cifra  que, según los datos de las empresas que se dedican a este negocio, deberían subir como espumita a partir de este año.

Es que con la gasolina por la nubes, de a poco los taxistas y colectiveros están cachando el manso ahorro que implica la conversión, y que al mes puede superar los cien baquedanos.

El principal temor de los dueños de los autos para no hacer la conversión es el daño que se produciría en las culatas del motor. Álex Meza aseguró a La Cuarta que eso ocurre si se usa gas natural, pero en Chilito la mayoría de los tocomochos usan licuado, que quema a una temperatura menor al natural, y por ende no daña el motor.

“Con el gas natural, como el que usan en Argentina, el motor funciona a una temperatura muy alta y las culatas duran poco”, sapeó el taxista de San Fernando.

La ley sólo permite que taxis, colectivos, radiotaxis, camionetas, furgones y vehículos de carga, usen gas natural. Los tocomochos particulares están sonados, y lo más problable es que eso no ocurra por un buen tiempo.

 

Gratis

Hacer la conversión de bencina a gas en un taller especializado cuesta más de 900 lucas, pero como la idea es ahorrar las empresas del rubro, como Abastible Autogas, asumen ese gasto en beneficio de taxistas y colectiveros de Chaguito y regiones.

A cambio de no poner ni uno, la empresa pide a los dueños de los autos  firmar un cotrato para comprometerse a consumir cierta cuota de gas trimestralmente y comprar en sus puntos de venta.

Hecha la pega, el tocomocho queda con dos tanques, uno para gas y otro para gasolina, ya que diariamente y al final de la jornada de trabajo, el motor debe funcionar a bencina para lubricar todas sus piezas. “En eso gasto tres lucas mensuales, que es nada”, se cachetoneó Álex Meza.

Diario versión digital

Sábado 25 de Noviembre

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40
?>