*

Ceci se desvive por perritos abandonados

Ceci se desvive por perritos abandonados

Recoge coludos que ve sufriendo, los alimenta, los lleva al veterinario y los entrega en adopción. un ejemplo a seguir.

10/06/2012 - Autor: Karen Punaro Majluf

La vida de Cecilia Pérez (47) gira en torno a los cachupines, y su lema, dice, es darle una vida digna a aquellos perros que nadie más quiso.


“Los perros vagos no existen, los que uno ve en las calles son perros abandonados que alguna vez tuvieron dueño”, precisa.


Cecilia se fue a los 11 años de Chile. Vivió en Holanda y junto a su madre siempre compartieron el amor por los canes.


Cuando regresó al país, 18 años después, su impresión fue gigante.


“Para mí fue de otro mundo ver tanto perro botado”.


– Y preferiste hacer algo que quedarte de brazos cruzados.


– Exacto. De forma particular, como lo hago hasta ahora, me dediqué a salir a recorrer las calles para darles alimento y medicamento a los perritos de la calle.


– ¿En qué consiste tu rutina?


– Recojo perritos que veo sufriendo en la calle, los llevo al veterinario para que los curen y después los trato de dar en adopción. También, todos los domingos voy a darles comida a los perros que abandonan en el Cajón del Maipo.


– Me imagino que debe salirte bien salada esta pasión.


– A la semana me sale 100 lucas sólo en alimento.


– Es harto, ¿qué opina tu familia?


– De mi mamá heredé el amor por los perros, así que no me dice nada y mi marido me conoció y decidió quererme así, entonces me acepta y me apoya. De hecho, él me acompaña los domingos al Cajón a ver a los perritos.


Agega que “hasta mi jefe, de la compraventa de automóviles en la que trabajo, me deja criar perros en el terreno”.


– Debe ser difícil encariñarte con los cachupines y después darlos en adopción.


– Un montón. Me da pena, a veces lo lloro, pero no me puedo apropiar de todos.


– ¿Algún caso que te haya traumado?


– Una vez recogí una perrita que estaba muy enferma. Logré sanar sus síntomas, pero tenía daño neurológico y empezó a morir de a poco. Ahora estoy triste porque se me perdió Rosita (arriba) si alguien la ve, que me llame. Si alguna persona quiere un perrito en adopción, que también me llamen. Mi fono es 9/8416070.

Diario versión digital

Lunes 29 de Mayo

Edición impresa

Lunes 29 de Mayo
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40
Página 41
Página 42
Página 43
Página 44
Página 45
Página 46
Página 47
Página 48
Página 49
Página 50
Página 51
Página 52
Página 53
Página 54
Página 55
Página 56
Página 57
Página 58
Página 59
Página 60
Página 61
Página 62
Página 63
Página 64
Página 65
Página 66
Página 67
Página 68
Página 69
Página 70
Página 71
Página 72
Página 73
Página 74
Página 75
Página 76
Página 77
Página 78
Página 79
Página 80