*

Chile es el segundo país del mundo en donde se realizan más cesáreas

Chile es el segundo país del mundo en donde se realizan más cesáreas

Directora de ParirNOS Chile soltó la dura de las altísimas cifras de cesáreas en Chile y cómo podrían revertirse esos números.

24/07/2017 - Autor: Claudia Pacheco

La violencia obstétrica en Chile cada día se hace más visible. En este aspecto, las cesáreas en nuestro país se hacen cada vez más preocupantes, tema del que charlamos con Natasah Toledo, matrona, directora de ParirNOS Chile y parte de la Coordinadora del nacimiento en Chile.

La profesional de la salud contó al #LibreLindaYLoca que “los niños nacidos por cesárea en Chile, actualmente, superan a los nacidos por vía vaginal”.

– ¿Eso es mucho?

– La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la cesárea es una cirugía, que hecha por personal capacitado puede salvar muchas vidas. Sin embargo, cuando la tasa de cesárea supera el 15 al 20%, ya empieza a poner en riesgo la salud de la madre y el niño.

– ¿Cómo así?

– Con hemorragías, infecciones, porque es una cirugía mayor, de adherencia, de una serie de problemas que por vía vaginal no existen y para el bebé aumenta hasta tres veces el riesgo de dificultades respiratorias.

– ¿Y a largo plazo, también?

– Está asociado a problemas inmunológicos, a diabetes infantil, a obesidad, además de dificultades en la lactancia materna.

– ¿Qué recomienda?

– Que para la cesárea la mujer espere el inicio de trabajo de parto espontáneo, porque ahí es el bebé el que dice “ahora estoy listo para nacer”.

– ¿Sugiere que es imprescindible llegar a término el embarazo?

– Si, hace poco se descubrió una proteína fetal, que proviene del pulmón fetal cuando esta maduro, le entrega esta información a la madre que ya está listo para nacer y segrega las hormonas que inducen el parto.

– ¿Por qué será que en Chile se hacen tantas cesáreas?

– No hay una razón única. Por un lado está que los doctores tienen consultas médicas y ganan más que en un parto. En la consulta tienen muchos pacientes, entonces es mejor programar que suspender por una mujer que está 12 ó 13 horas en trabajo de parto.

– ¿O sea, es un tema de plata?

– Son los incentivos económicos potentes en el sistema privado, en donde el parto funciona como un bien de consumo más, es un negocio. Por otro lado, existe una cierta manipulación de la confianza de la madre a lo largo del embarazo.

– ¿En serio?

– Hay ciertas sutilezas, como “tu guagua está creciendo harto”, “está súper grande” “viene cabezón” y la mamá empieza a minar su confianza preguntándose “¿seré que estoy preparada?”, etc.

– Es brígido todo…

– Hay estudios que dicen que al comienzo del embarazo, menos del 15% de las mujeres quería una cesárea, pero después algo pasó con esos mensajes subliminales . Hay muy poca información que hable de los beneficios de la mamá y el hijo con el parto normal.

– ¿Cómo se podría mejorar la estadística?

– Que todos los hospitales y las clínicas trasparenten sus tasas de cesáreas; incluso, cada médico lo haga, para que las mujeres puedan tomar desiciones, normalizar el parto como parte de nuestra vida sexual desde pequeñas para que sea normal y natural parir.

– ¿Sólo eso?

– Hay harto rol desde la parte legislativa, que haya un trabajo del Estado, presionar para bajar las tasas de todos los actores. Y algo muy importante, que reduciendo el intervencionismo en el parto, se podría reducir la cesárea.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Sábado 16 de Diciembre

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32