Lea la columna de Vasco Moulian: “La alumna aplicada del curso”

Me gustaría partir agradeciendo el debate que se produjo ayer, en las redes sociales, por mi defensa como “fan” de Fito Páez. Cada uno tiene una opinión y la gracia es poder expresarla.

Hoy día tengo otra misión, tiene que ver con los matinales y el lado mas femenino. Aunque no lo crean, me cuesta hablar de una mujer, soy muy bruto y a veces se me “arranca la moto” y, sin querer, termino envuelto en un conflicto, pero es mi pega, así que debo hacerlo y trataré de ser muy educadito.

Esta vez comentaré de alguien que refleja el orden, las buenas costumbres, la buena educación y la disciplina del curso. Me la imagino ganándose todos los diplomas en el colegio arriba del escenario, posando para la foto del anuario.

Ha hecho un trabajo de hormiga, se merece estar donde está. Uno sintoniza el “Muy Buenos Días”, (nombre muy creativo) para eso hubieran dejado el “Buenos Días a Todos”, y uno ve a Nacho Gutiérrez, uno observa a Cristián Sánchez, uno escucha a la Maca Tondreau con sus “papitas”, en cambio cuando enfocan a María Luisa, automáticamente la pantalla se transforma en una imagen angelical, con esa sonrisa bella, es como te enamorabas de la mas linda y tierna del barrio.

Eres empática con tus pares y eso también se agradece.

Me costaba entender, en un principio, la decisión de los ejecutivos de poner en la conducción de un matinal, que no es menor, a la “niñita buena” del curso, pero con el paso del tiempo se agradece un rostro así, entre tanto “loquillo”.

María Luisa, te imagino rodeada de niños, sacando tu frescura y belleza, pero siempre con el toque maternal y bien portada.