*

Cómo expulsar de la mollera de su nene a piojos catetes

Cómo expulsar de la mollera de su nene a piojos catetes

15/03/2010 - Autor: Karen Punaro M.

Primer acto: La mamá se pega feroz grito al ver que en la cabeza de su pitufa caminan unos feos bichos negros. Segundo acto: La mami le lava el pelo. Tercer acto: Los piojos se propagaron por la cabeza de la niña y el curso entero está contagiado.

Esta breve obra teatral relata la realidad que viven cientos de cabros chicos, de todos los estratos sociales, cuando se pegan piojos en el colegio.

Pero ojo, que la cosa no es tan grave como para rapar al niño. La enfermera del Centro de Formación Técnica de ENAC, Michelle Matthey, entrega una serie de consejos que exterminarán rápidamente la colonia de “bichos”.

Lo primero que hay que cachar es que los piojos se reproducen más en épocas calurosas y la forma más común de contagiarse es juntar cabeza con cabeza.

“Además, no hay que compartir peinetas ni cepillos. Los cintillos y gorros deben ser lavados constantemente”, dice Matthey. Y agrega que si su crío presenta piojos, debe sí o sí avisar en el colegio, aunque le dé vergüenza.

El tratamiento es re fácil. “Los productos se aplican en la cabeza con el pelo seco, pues el agua vuelve impermeable al piojo y lo hace resistente al veneno”.

Jamás aplicar el antiguo lindano o la parafina, pues se absorben por el cuero cabelludo. “En la etapa de enjuague, el vinagre puede ser útil”, añadió.

Los piojos y liendres se terminan de sacar con un peine especial. Las sábanas y almohadas hay que lavarlas, pues el piojo puede vivir hasta diez días fondeado entre las telas.

Diario versión digital

Domingo 04 de Diciembre

Edición impresa