*

La dura confesión de Marcelo Díaz: “Hace ocho años que no veo a mi papá”

La dura confesión de Marcelo Díaz: “Hace ocho años que no veo a mi papá”

El volatne de la Roja rompió el silencio y se confesó con “El Cubo” de CHV. Ahí contó estar distanciado de su padre, aunque ya lo perdonó por haberlo abandonado. “Ahora quiero verlo y darle un abrazo”, soltó Carepato entre lágrimas.

27/07/2017 - Autor: Eduardo Rojas.

Sin duda Marcelo Díaz fue el personaje que más marcó a la Roja en la Copa Confederaciones, tras el error que cometió en la final ante Alemania y que costó perder el torneo por la cuenta mínima ante el gigante europeo.

Si bien el “Carepato” no le sacó el quetejedi a la jeringa después del condoro y dio cara ante los medios, luego de sus vacaciones le puso mute a la come pan y solo rompió el silencio en una entrevista íntima pa’l programa “El Cubo”, de Chilevisión.

En el espacio que será transmitido hoy desde las 22.30 horas, Díaz se mostró más transparente que vodka puritano y abrió su cuore con cuática.

Ahí recordó el doloroso suicidio de su hermano seis años mayor, Gonzalo, hace 14 años, lo que significó el término de su infancia “por todo lo que significó su partida”. Y también reveló otra de su mayores penas en la vida.

Brígido

Un año después de lo ocurrido con su broder, su taita decidió irse de la casa y abandonar a su madre. Y de paso también a él, que cargaba con el dolor de la partida de Gonzalo.

“Yo tenía 17. Estaba más maduro. Y el hecho que se haya ido de la casa no tenía lógica. Él me dijo que se iba a ir porque tenía otra mujer para hacer su vida. Yo no entendía nada. Le decía que no. Pero se fue. Yo intenté convencerlo. Imagina que tu padre te diga eso… fue chocante. Yo con él compartía todo, sólo quería que siguiera. Ni siquiera mis súplicas sirvieron”, desembuchó el oriundo de Padre Hurtado, que no pudo contener las lágrimas al recordar el quiebre con su progenitor.

De hecho, “Carepato” soltó que dejó de tener contacto con él porque “las cosas se complicaron mucho”, sobre todo al ver sufrir tanto a su madre María de los Dolores Rojas.

Aunque el hecho de ser padre por partida doble y analizar que no le gustaría que sus hijos lo dejen de ver, dio vuelta la voluntad del Chelo, quien quiere retomar la relación con su taita.

“Hoy con mi papá estoy en stand by. No lo veo hace ocho años, pero ya lo perdoné. Estoy esperando el momento para verlo. Es lo que quiero hacer. Me vine a Chile (en sus vacaciones) con esa misión. Le daré un abrazo, es lo primero. Quiero verlo y saber que está bien”, remató un lacrimógeno Díaz.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Lunes 20 de Noviembre

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
?>