Le dieron PLR por culpa de video hot

Doctorcito:

No sé por qué resulté ser tan califa. Y prueba de ello es que mi esposa me dejó botado, porque me pilló haciéndome el lindo con la profe de mi hija menor. No hice nada malo, sólo le conversaba por Guasap.

El problema es que le hice un video cochinón y se lo mandé. Justo en ese momento mi mujer me sorprendió y me echó al tiro de la casa. Llevo dos semanas llorando y sin poder ver a mis cabros. Le juro por el de arriba que nunca le he puesto el gorro.

Sólo he hecho cosas con mujeres como las que le conté, pero más allá de eso no hay beso, ni corrida de manos ni menos un cacheteo. Soy puro bluf, porque mi señora es la única que me merece. ¿Pero cómo me va a creer?

 

Cuchara

Oiga, compadrito:

Ojalá que no se un cuentero de cuarta categoría, ¿pero, sabe qué?, le creo, pues conozco varios socios que son puro hoci nomás y al momento de los quiubos tiran pa’ Colina, porque no les funciona el manguaco o se van en 30 segundos para la casa.

Capaz que usted sea de esos, o quizás un enfermo que sólo disfruta con palabras sucias e imágenes de sexo duro y sin hacer nada.

Ahora para que su señora cache lo desquiciado que es, vaya a su casa y la espera hasta que salga con sus cabros al colegio, ahí le dice que lo acompañe al sicólogo y le explica sus motivos.

No es normal lo que hace mi perro. Hágase ver. Por sus niños y, obvio, por la mujer con quien pisó el palito.

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com