Conoce a la bella Gisela Bargar, la nueva diosa del periodismo deportivo

Gisela Bargar llegó desde Argentina hace 13 años para trabajar como modelo y tantose afincó en Chile que ya ve difícil regresar a su nación. Apasionada del deporte tuerca, que empezó a practicar de chica en una moto con la que recorría el campo, está desarrollado su faceta en las comunicaciones, lo que la ha ido alejando de las pasarelas. Resaltó en la cobertura del último Rally Dakar y se ganó un espacio entre los machos del programa Fox Sports Radio, en el que está a cargo de las redes sociales. Casada con un compatriota y madre de dos hijos pequeños, en esta entrevista con LaCuarta.com abre su corazón.

 

1

De Miss a modelo

“Empecé a participar en concursos de belleza porque mi papá decía que eso me daría más facilidad para la comunicación, que siempre me gustó, razón por la que soy relacionadora pública. Pero al principio ir a esos concursos no me gustaba, pues me crié en la pampa con mi hermano, en el pueblo de Rivera, a 600 kilómetros de Buenos Aires. Mi vida giraba en torno al campo, andando a caballo y luego en moto. Íbamos a fiestas provinciales y nacionales, en las que gané varias coronas. Y una que recuerdo con cariño es la de la Fiesta Nacional del Trigo, que es muy importante en mi país Por ese premio salí en una revista y me contactaron de una agencia de modelos, lo que coincidió con el inicio de mis estudios superiores”.

2

La pasión por las motos

“A los cinco años le pedí una moto a mi papá, y cuando me di cuenta de que no me la iba a comprar, decidí juntar yo la plata. A los trece años adquirí una chiquitita de 50 cc, que después vendí para quedarme con una grande que recuerdo mucho. He tenido algunos accidentes, pero andar en moto es una pasión y un estilo de vida. Lo que siempre digo es que aunque uno domine a la máquina, nunca debe confiarse. Ahora tengo una hermosa Mv Agusta de 675 cc, un modelo italiano que ha sido 38 veces campeón del mundo. Pesa 120 kilos y cuando la manejo es para mí una terapia. A veces salgo a las tres de la mañana para olvidarme del mundo”.

 

3

La experiencia en el Rally Dakar

“Para mí es como estar en el Jardín del Edén, pese a la dureza que significa ser parte de la caravana. Al principio pasé cuatro días sin dormir, porque el campamento funciona de noche con los arreglos de los distintos vehículos. Es conmovedor y espectacular ver el esfuerzo que hacen todos. Además, en el deporte motor manda la solidaridad. Antes de ir me dijeron que no habría baño, cama ni ducha. Pero no me importó. Es que cuando hay algo que te apasiona, le das para adelante, aunque no se me pasa por la mente correr el Dakar, un desafío para titanes”.

4

Apunada en Bolivia

“Cuando dormíamos tras la etapa en el Salar de Uyuni, a casi 4 mil metros de altura en Bolivia, me apuné fuerte. Desperté el campamento a las tres de la mañana con taquicardia y la sensación de que me explotaba la cabeza. Fui al Centro Médico y me atendió un doctor. Él estaba tan mal como yo y luego de darme una pastilla compartimos el oxígeno de un tubo durante dos horas, el tiempo necesario para recuperarse”.

5

Los chilenos en el Rally

“Me asombré la unión de los chilenos durante todas las etapas. Siempre estaban juntos, al contrario que los europeos o los otros americanos. Eso es espectacular y me encantó y emocionó. De verdad es impresionante, más allá de que cada uno va a hacer su trabajo, Se cuidan mutuamente, lo que es muy lindo de ver”.

6

No a las motos para los hijos 

“Mi marido también es argentino. Es ingeniero mecánico y también fue al Rally Dakar como integrante de un equipo. Tenemos dos hijos, Mateo de tres años y Sofía de cuatro, y me muero al pensar que alguno de ellos pueda manejar una moto. No me gusta la idea, porque sé que mis papás sufrieron mucho conmigo cuando empecé a manejar. Pero, lamentablemente, entre mis genes y los del papá es claro que van a andar en moto”.

7

Su estadía en Chile

“Llevo trece años en Chile, y los primeros tres fueron difíciles, como para cualquier extranjero. Lo que me gusta de este país es que son muy respetuosos. Me encanta Santiago, mis dos hijos nacieron acá y es muy complicado irse, porque ya armamos nuestras vidas. Antes me costó asumir que a veces no te dicen las cosas de frente, pero eso ha ido cambiando y los chilenos ya se expresan más abiertamente”.

8

El trabajo de modelo

“He sido modelo durante mucho tiempo y nunca me compliqué cuando llegó la hora de mostrar el cuerpo en un catálogo, siempre y cuando la foto sea con arte y delicadeza. Por eso hice mucha muestras de ropa interior. Lo asumí como mi trabajo sin inconvenientes”.

9

La participación en Fox Sports Radio

“Mi llegada al programa fue muy loca. Siempre he estado encasillada en el deporte motor, por eso luego del Rally Dakar me invitaron un par de veces a contar mi experiencia cubriendo en la carrera. Les gustó mi participación porque hubo retorno en las redes sociales. Luego me preguntaron si tenía ganas de ir un par de veces a la semana a leer las redes sociales y poner las preguntas de la gente en la mesa de debate. Dije que sí, aunque la mayor parte del tiempo se habla de fútbol. Mis compañeros me contagiaron su pasión por ese deporte y ahora estoy de lunes a viernes muy feliz de compartir con esa manga de zánganos expertos en fútbol que me cuidan, porque soy la reina del espacio”.

10

Tallas en el programa

“Estamos haciendo un programa radial televisado, y muchas veces pasan buenas tallas. Hay ocasiones en las que alguno se para en medio de la transmisión y parte al baño. Les da lo mismo. O bien a veces se calientan y yo estoy a la espera de que vuele un combo. Todo es espectacular, aunque al principio no fue tan así. No me aceptaron de inmediato, pero de a poco se dieron cuenta de que tengo mi lado masculino muy desarrollado y de que puedo ponerme a la par con ellos”.