*

Crespita Rodríguez se sinceró: “Ahora debo usar sostén”

Crespita Rodríguez se sinceró: “Ahora debo usar sostén”

La campeona del ring ya está en fecha de parto y confesó que se siente rara con sus pechugas XL.

18/05/2016 - Autor: Natalia Galaz

De tanto estar en el ring, era obvio que Carolina Rodríguez se iba a tentar con el de cuatro perillas, golosa. Sí, ese donde estamos lejos de ser campeones -por el nocaut a los dos minutos- pero al menos por empeño no nos quedamos. Y la Crespa al final le achuntó, o más bien su pierno y deté, y hoy está a punto de ser mami.   

En teoría, Megan Pardo Rodríguez, “sin segundo nombre”, según adelantó la Caro, pegará el primer mangazo fuera de la guata a fin de mes, pero a la rulienta ya le avisaron que llegará en cualquier instante. Por eso, está con el bolso listo, donde metió hasta un pijama pa’ la peque. Sí, fue el último regalo que recibió, de su amiga Ingrid.

“Estamos preparados para recibirla, solo nos falta el pago de la universidad, jajajá”, bromeó la terrícola más seca en peso gallo, quien se fue en la profunda con el diario pop en compañía de Claudio Pardo, el papi chocho. “Megan va a gatear en el ring”, contó él. 

Pero a la Crespa le costó. Ni siquiera se situaba en el estacionamiento reservado. “Quedé en el limbo porque no estaba programado, comenzaron las náuseas y tenía sueño todo el día. A los tres o cuatro meses me despojé de lo que tenía proyectado -como la defensa del título- y empecé a disfrutar la maternidad”, señaló Carolita, que golpea igual como La Cuarta, no como otros. 

-Ahora estás chocha…

-Sueño que me vea, no que se lo cuenten. Viene una crespa chica, una campeona nueva, que me va a acompañar, que estará en el gimnasio y se formará con los valores del deporte.

-¿Te aprovechaste con eso de los antojos?

-¡Para nada! Comía cosas frescas, verduras, frutas. Era súper buena para el pescado y con el embarazo lo rechacé completamente. Tuve que cambiar el detergente y Claudio, su perfume. Sentía mucho asco. Claro que igual subí 12 kilos, estoy en 72. 

-¿Imaginas el parto?

-Pretendo que sea sin anestesia, pero vamos a ver si aguanto, jajajá. La idea es no intervenir, sentir. Con una inyección en la columna puedes quedar con algún problema, me asusta eso, prefiero lo natural.

-Igual jugada, eh…

-Me preparé con la kine Alejandra Sanhueza, especialista en embarazos, parto y posparto. Me ha guiado mucho, trabajamos el suelo pélvico, músculos del transverso, la respiración, cómo pujar… Harta preparación. Además seguí con el boxeo, pero más suave.

-¿Te carga tanta crítica por tu entrenamiento?

-Lo que me molesta es la ignorancia. Habla de la poca cultura que tenemos. Me informé, soy deportista de alto rendimiento, no hago deporte para estar flaca. Por ende, tengo una musculatura diferente, mi cuerpo está preparado para más cosas.

-Era imposible no subir al ring…

-Estuve dos meses sin entrenar por el inicio de mi embarazo y extrañaba hacer sombra, tirar combos, pegarle a Claudio, jajajá… Me estaba haciendo peor. Ahí investigué, tomé precauciones y volví a lo mío. Así mi bebé nacerá con mejor corazón y pulmones. Si era riesgoso para ella, no lo hacía. Si no hubiera querido tenerla me quedo callada y me hago un aborto. Simple. 

-Destacaste su cambio “mamario”…

-Jajajá, es que yo nunca fui pechugona, y con el deporte… ¡es nada! Todas las atletas de alto rendimiento son así. Ahora es un poco incómodo, sobre todo para dormir. ¡Uso sostén por las pechugas! Antes no me ponía. Es raro. Abrazo a Claudio y a veces también se siente raro. Eso sí, me gusta el aspecto, no es excesivo. Digamos que es el tamaño que siempre soñé, jajajá.

-¿Qué harías si Megan quiere boxear?

-¡Felices! Vamos a apoyarla en lo que quiera, incluso si es ballet. Igual tendrá que aprender para defenderse, hay que tener a los hombres a la patá y el combo, jajajá. No, en serio, más allá de los golpes, te da fuerza mental. Por eso queremos llevarla a Tailandia a entrenar, allá empiezan desde niños. Al menos ya le compré unos guantes pequeños.

¿Qué onda el título mundial?

No se confunda. Carolina Rodríguez tiene plazo hasta fin de año para revalidar su título mundial, y simplemente dará la pelea. “Debo hacer dieta, cumplir con mi categoría. Si no afecta la lactancia de mi hija, lo haré”, contó la Crespita. “No voy a cambiar mi vida, ella no es un impedimento, me da más fuerzas”, agregó. 

¿Y qué pasará si no llega a punto a la fecha límite, ah? “Si las condiciones no se dan, igual me quedo tranquila. Perdería el título por secretaría. Lo dejaría sin problemas, porque sé que después voy a recuperarlo. Las ganas, mis cualidades están”, indicó la boxeadora. “Y tiene buen entrenador”, agregó Pardo, canchero.

Lo que más le preocupa al DT, eso sí, no es la condición física de la campeona. “Lo difícil es hacer entender a las autoridades y empresarios que deben apoyarla. La Crespa llegará diez puntos, ¿pero cómo haremos el evento? Tenemos que pelear abajo y arriba”, pataleó. “Es casi mendigar, no se dan cuenta de que a la larga estás formando a los más chicos”, cerró la futura mami.

Diario versión digital

Sábado 20 de Enero
La Cuarta

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40