Crisis caturra tiene a Nicolás Córdova con un pie fuera de Wanderers

Cambia, todo cambia. Cambia el pelo de Paredes, cambia el que va segundo, cambia el pasaje de micro, cambia todo en este mundo. Ante eso, ¿cómo no iba a cambiar la percepción de Nico Córdova entre los hinchas de Wanderers? Y claro, por mucho que en 2017 le haya ganado la Copa Chile a la “U”, ya fue eliminado de la Copa Libertadores y lleva una “paaabre” campaña en la “B”.

Esta vez fue Santiago Morning el equipo que llegó hasta el Puerto para vencer por 2-0 (goles de Yerko Rojas y Fabián Núñez) y profundizar la crisis de los caturros, que suman casi seis meses sin ganar de local (victoria sobre O’Higgins en septiembre) y que apenas han logrado un punto de 12. Como si fuera poco, Enzo Gutierrez sufrió un TEC cerrado y acabó en la clínica.

Difícil

Lo peor del caso es que el remezón se viene fuerte en el club, pues es casi un hecho que Nicolás Córdova tendrá que actualizar su currículo en los próximos días. “Hay que analizar la situación con los dirigentes, es muy apresurado hacerlo después de 10 o 20 minutos del final del partido. Los tiempos y resultados se van acortando y eso en el fútbol es ley. El malestar colectivo se entiende”, dijo el DT.

Un malestar que, por ejemplo, quedó de manifiesto con el reclamo de un hincha histórico a la salida del estadio, quien indicó que “si seguimos así nos iremos a Tercera, ahora nadie reconoce al Wanderers en ninguna parte, estamos podridos (…) Yo me voy a morir luego, pero el club tiene que seguir”. ¡Snif!

El punto es que con cuatro puntos en la tabla, urge una reestructuración, pero el propio DT se puso el parche antes de la herida: “Tienen que estar todas las partes unidas para que Wanderers vuelva a competir. Hoy soy yo, mañana otro entrenador y antes fueron otros. Acá hay un problema más profundo que el técnico”.