*

Cuidado con el peligroso monóxido de carbono

Cuidado con el peligroso monóxido de carbono

Exposición a gases contaminantes es la tercera causa de intoxicaciones en Chile.

17/07/2017 - Autor: LaCuarta.com

La exposición a gases contaminantes es la tercera causa de intoxicaciones en Chile. Pero, ¿qué onda juega acá el monóxido de carbono (CO)?

Bueno, “el CO es un gas tóxico, sin olor, color ni sabor que no produce irritación y su presencia en altas concentraciones al interior de una habitación puede causar la muerte de una persona”, señala Claudio Riutor, kinesiólogo y reanimador del SAMU Metropolitano.

“Se produce por la combustión incompleta de equipos que utilizan como combustible gas licuado, petróleo y sus derivados, carbón y maderas”, añade Riutor.

Según el titán, “la aparición de síntomas es progresiva y debe estar muy atento si esta en un lugar en presencia de equipos que quemen algún tipo de combustible y que este mal ventilado”.

Precisa que “dependiendo de la concentración y tiempo de exposición, los síntomas pueden ir desde dolor de cabeza, dificultad respiratoria, nauseas, confusión mental, alteración visual, debilidad muscular (hasta llegar a impedir movimiento), inconciencia, convulsiones, paro respiratorio hasta el paro cardiorrespiratorio”.

QUÉ HACER PARA PREVENIR

– Instalar, mantener y operar correctamente los artefactos domésticos que usan algún combustible.

– Realizar mantención periódica o la definida por los fabricantes de los equipos de calefacción y con personal certificado.

– No instalar calefont en baños o habitaciones cerradas. Preferir el exterior.

– Nunca se deben bloquear los ductos o rejillas de ventilación.

– Verificar que la llama de los artefactos (que funcionen con gas licuado de petróleo) sea siempre de color azul uniforme. Si es de otro color (amarillo o tonalidades rojas o naranjas) está funcionando de forma defectuosa, produciendo cantidades anormales de monóxido.

– Cuando se calefacciona un lugar se debe dejar siempre un espacio que permita ingreso de aire del exterior. Con entreabrir puertas o ventanas cinco centímetros es suficiente.

– Las estufas que consumen combustible sin salida de ventilación al exterior deben usarse solamente cuando haya una persona despierta para vigilarlas y con las puertas o ventanas de la habitación entreabiertas.

– La estufas que consumen combustible deben encenderse y apagarse fuera de la casa.

– No use la cocina, el horno a gas o braseros para calefaccionar una habitación.

Noticias relacionadas
jpernst

Diario versión digital

Viernes 21 de Julio

Edición impresa

Viernes 21 de Julio
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40
Página 41
Página 42
Página 43
Página 44
Página 45
Página 46
Página 47
Página 48
Página 49
Página 50
Página 51
Página 52
Página 53
Página 54
Página 55
Página 56
Página 57
Página 58
Página 59
Página 60
Página 61
Página 62
Página 63
Página 64