*

“Cuphead”: el juego que la rompe entre los fanáticos de lo retro

“Cuphead”: el juego que la rompe entre los fanáticos de lo retro

Probamos este juego retro, disponible para Xbox One y PC, que destaca por su alta dificultad y por su estilo gráfico inspirado en las animaciones de los años 30.

Cuphead es un juego creado por StudioMDHR, de plataforma 2D, lanzado al mercado hace algunos días y que está disponible para Xbox One y Windows 10. Básicamente disparas, saltas, corres y al final de cada nivel enfrentas a un jefe ¿Suena sencillo? Sí, pero no lo es ¿Suena poco original? Sí, pero tampoco lo es. Veamos que salió de estos días en que lo estuvimos probando.

Lo primero que impresiona es su estilo gráfico, tal como las animaciones de los años 30. Y no es solo un guiño, el trabajo fue hecho con las mismas técnicas de la época, dibujos a mano y fondos de acuarela. O sea, harto trabajo y se nota.

Si le sumamos el jazz que acompaña de fondo, es difícil no evocar aquellas más antiguas versiones de Mickey o Popeye. En resumen, es harto chori y, al menos en los primeros minutos, es difícil no pegarse mirando cada detalle que aparece en la pantalla.

Pasemos a la historia. Los hermanos Cuphead y Mugman, nuestros personajes principales, salen a pasear y llegan hasta un casino. Rápidamente empiezan a ganar. Tal es su éxito que llega el dueño del recinto, el mismísimo diablo, quien los desafía a una última apuesta: si ganan se quedan con todo lo del casino, si pierden tendrán que entregarle sus almas y… pierden. Desesperados, logran llegar a un acuerdo, recolectar otras almas encargadas por el diablo.

Y así es como nos lanzamos a la aventura, esperando que al menos las primeras etapas sean papita pa’l loro. Pero, si bien para un alérgico a la primavera -como el que escribe- es un placer dispararle a un montón de flores que quieren atacarnos, rápidamente nos damos cuenta de que, por muy infantil que sea todo el contexto, si quieres jugar con éxito tienes que concentrarte.

Eso porque su dificultad es alta, de verdad que muy alta. Por lo mismo hay que apoyarse en las distintas armas que vamos desbloqueando a medida que avanzamos y utilizarlas en el momento preciso.

La gracia es que, aunque te maten una y otra vez, todo el escenario, lo divertido y diferente de sus animaciones y lo envolvente de su música, evita que te gane la frustración y te incentiva a intentarlo una vez más… y otra y otra más.

Si le pillas la vuelta pronto, no creas que terminarás el juego rápido, tienes una veintena de jefes que derrotar.
Si te crees un capo de los juegos de plataforma, visita el Casino del Diablo y acepta su apuesta, a ver cómo te va.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Domingo 22 de Octubre

Edición impresa

Domingo 22 de Octubre
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32