*

Doc de “Bienvenidos” tiene locas a las tevitas: “me lo tomo con humildad”

Doc de “Bienvenidos” tiene locas a las tevitas: “me lo tomo con humildad”

Con poco más de dos meses en la tele, el doc Ricardo Soto, de 33 años, ya se hizo fama de galancete entre el público del “Bienvenidos”. Cómo será el arrastre del compadre, que el propio Martín Cárcamo lo ha agarrado pa’l leseo por la rica acogida que ha tenido en la audiencia femenina.

11/01/2017 - Autor: Ignacio Vásquez

Todos los martes, Soto está en el programa con la sección “Medicina Consciente”, donde entrega datos de alimentación y de prevención de enfermedades, y ha dado buenos reportes en rating para el mañanero: peaks de 8 a 9 puntos.

El nuevo regalón del espacio de Tonka Tomicic y compañía tiene clarito que su conocimiento de la medicina integrativa merece tener a la gallada pegada a la pantalla, pero también sabe que su buena pinta tiene a varias soñando con ser examinadas por sus manotas.

– Hay harto piropo de las cabras. ¿Qué le parece doc?

– Los agradezco, pero me los tomo con mucha humildad. Antes no hubiese sido así…

-¿Por qué?

-Antes del vuelco que me pegué en mi vida asumo que me creía la raja con las mujeres, pero ya no es así, por el contrario… Estoy felizmente casado y tengo una hija.

– ¿Tiene pasado oscurito acaso?

– Sucede que para aprender de medicina integrativa, uno tiene que estar bien consigo mismo para ayudar a los demás. Yo antes era desordenado, bueno para la fiesta y quedado.

– ¿Qué hiciste, te fuiste a la India o algo así?

-Jajajá no. Todos creen que hay que ir al Oriente a aprender medicina de linaje, pero aprendí aquí. Tuve la fortuna de estudiar en la Escuela Internacional de Medicina Oriental aquí en Santiago. Ahí conocí a mi maestra Xiwli Germain.

-¿Cómo fue que llegaste al “Bienvenidos”?

– Fue pura sincronía. Participé en una expo de medicina complementaria. Un día llegó un periodista del matinal a preguntarle a la productora del evento quién podía hablar del cloruro de magnesio y al otro día salí al aire.

– En el matinal, ¿quién te pide más datitos?

– Tonka. Ella siempre ha estado más vinculada a mi área porque su marido es más de esta onda.

– ¿Ha cambiado mucho la vida desde que eres conocido?

– En la Clínica Bicentenario (donde atiende) ya no hay horas hasta el otro año, imagínate.

-¿Cómo es el paso de ser médico tradicional a uno alternativo?

– Yo egresé a los 26 años de la Universidad de Chile con un vacío. El vuelco hacia la medicina integrativa se debe a que me gustaba la farmacología para enfermedades agudas, pero sentía que se quedaba corta en el tratamiento de enfermedades crónicas y poco comprendidas. Esas que derivan al psiquiatra y eso me defraudó mucho. También para dar ese giro, tuve que cambiar yo.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Jueves 14 de Diciembre

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40