*

Enfermero del amor anda urgido al timbrar por lucas

Enfermero del amor anda urgido al timbrar por lucas

Fui el mejor alumno de la carrera de paramédico, trabajo en una clínica y ahora estoy quemándome las pestañas para enfermero.

13/08/2017 - Autor: Doctor Cariño

Logo Doctor Cariño

Doctor:

Fui el mejor alumno de la carrera de paramédico, trabajo en una clínica y ahora estoy quemándome las pestañas para enfermero. Me va bien, ya que soy mateo, las cacho al vuelo y mis compañeras son estupendas conmigo. Le escribo porque sé que soy pintoso, tengo resistencia de corredor de fondo en el ring y me gasto un tremendo ingenio con las mujeres. No lateo ni doy pena.

O sea, no me quejo por ese lado, pero la vida no es perfecta, ya que me hice cierta famita y cacho que todos los favores que me hacen me los quieren cobrar en carne. Para remate, en la pega me he cazueleado a dos doctoras, varias internas, su trío con enfermeras y, lo que no me gusta para nada, es que hay unas pacientes que al segundo día de internadas y repuestitas me han ofrecido sus lucas por atenderlas. Lo penca es que con los ojos a puro signo peso acepté el billete y se corrió la voz.

No quiero más, en serio, porque estoy enamorado de una compañera de enfermería y quiero echar raíces con ellas, sentar cabeza, tener hijos y ser sólo de ella. ¿Qué hago?

MIGUEL

Miguelito:

Dice el refrán: “Crea fama y échate a la cama”. Y usted, amparado en su facha de guachón, se echó a la cama con todas las que pudo y aparte de timbrar, se tiró plata al bolsillo para darse sus lujitos. En aplicar el timbre a diestra y siniestra no hay drama, si no está casado y usa condoncito para todas las ocasiones.

Lo penca, enfermero del amor, es que usted cobró por los servicios más allá de los profesionales de paramédico. O sea, se puso putingo, cafiolo, gigoló. La fama de canchero de las pampas es una cosa, la de “profesional del sexo” es otra cosa.

La ayuda de su Doctor Cariño es una sola: deje de timbrar por plata. Y si quiere el amor de esa mujer para toda la vida o lo que fuere necesario: deje de timbrar como loco. Sólo a su jermu. Y cómo lo va a hacer: diciendo NO. Así de simple.

 

Firma del Doctor Cariño - Ventanita Sentimental

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

 

 

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Domingo 17 de Diciembre

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32