*

Evangélicos se dividen por polémico Te Deum

Evangélicos se dividen por polémico Te Deum

Gritos contra Bachelet distanciaron a parte de los religiosos y ‘enfriaron’ las relaciones con el Gobierno

13/09/2017 - Autor: Manuel Arévalo

En el Te Deum evangélicos a la Presidenta le molestó el mensaje de algunos representantes de ese credo.

Y a la salida de la catedral Michelle Bachelet fue tratada de “asesina” por algunos fieles debido a la despenalización del aborto en tres causales.

Del Ejecutivo y el Oficialismo varios personeros reclamaron por el trato que recibió la Mandataria y ayer los aludidos sacaron la voz.

El director de comunicaciones del Concilio de Iglesias Evangélicas, Cristian Nieto, dijo que, en relación a la gente que en la vía pública insultó a Bachelet, “nos gustaría que alguien nos hubiese preguntado, porque esas personas estaban afuera, en la calle”, y agregó “que alguien diga que en el altar se trató mal a la Presidenta me parece un exceso”.

Nieto sostuvo que “decimos que basta ya de seguir insultándonos, de decirnos que somos ‘canutos fanáticos e irresponsables’. Nosotros no hemos insultado, a pesar de que no nos gustan para nada las leyes que este Gobierno ha promovido. Nos quieren aparecer como intolerantes, agresivos, talibanes cristianos, que no lo somos”, agregó Nieto.

Sin distanciamiento

En tanto, la Mesa Ampliada de los evangélicos, encabezada por el obispo Emiliano Soto, manifestó que no tiene intenciones de distanciarse del Gobierno.

“No estamos en una línea de romper relaciones. Todo lo contrario, porque nos parece también impropio que dentro de la misma iglesia haya gritos fuera de lugar en una ceremonia tan importante. No corresponde que se hicieran algunos discursos bastante violentos“, dijo Soto.

“Estos ataques realizados contra la Presidenta nosotros los rechazamos, porque somos una Iglesia amorosa, inclusiva y convocante. En consecuencia, no nos hacemos cargo de esos gritos”, finalizó Nieto.

Desde la otra vereda la vocera de Gobierno, Paula Narváez, puso paños fríos a la polémica y sostuvo que “nos quedamos con lo que acabo de señalar, que es con el reconocimiento y las señales de disculpas de sectores tanto del pueblo evangélico como de autoridades de las distintas iglesias evangélicas.

Cabe recordar que la misma Presidenta Bachelet instauró el 2008 el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes cada 31 de octubre.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Sábado 23 de Septiembre

Edición impresa

Sábado 23 de Septiembre
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32