Finge pasarlo feliz con su marido y no termina con él de pura pena



Doctor:

¿Cómo puedo cortar a mi marido? Ya no me excita. Es flojo, sucio, pasa tomando, pero es el papá de mis hijas. No les falta nada, porque mis suegros tienen mucha plata, pero me da lata que él sea un don nadie que vive de los bolsillos ajenos. Mis hijos llorarán y eso es lo que me da pena.

Por esa razón es que a veces le doy la pasada, pero tengo que fingir de que lo disfruto muy bien con él. Tengo 31 años y creo que estoy en la flor de la vida y me merezco algo mejor. Todo el rato.

LUCIANA

Querida Luli:

La respuesta se la dio solita y no entiendo para qué me escribe si en cada una de sus palabras hay sabiduría, locura y también un poco de falta de decisión. Yo que usted lo corto de una a su marido, pero lo mando a lavarse bien todo el cuerpo podrido. Y cuando esté sentadito en el living, le doy el chao. Está claro que a sus hijas no les va a pasar nada gracias a sus suegros y el papá tiene derecho a verlas.

Sería ideal que arreglara su situación marital, pero por lo que le leí no es más que una pérdida de tiempo su vida. Más encima darle la pasada a un fétido lo encuentro denigrante y habla mal de usted. Chao con el hediondo y por su edad encontrará, ojalá luego, algo muchísimo mejor. Aunque el dicho no puede ser más cierto: mejor estar solo que mal acompañada.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com