Gorreó a la polola con su mejor amigo

Doctor Cariño:

Ya estoy claro que no voy a salir más con mis amigos, porque me estoy confundiendo en la vida y después de lo que me pasó el viernes no sé qué hacer.
Estuve en un carrete y a las 2 de la mañana un amigo me dio un beso a la salida del baño. Le correspondí, y al otro día me acordé y no sentí arrepentimiento. Nadie sabe, salvo él y yo. Pero yo tengo polola, él también y de ese día que hablamos del tema como algo asumido. Sin embargo, lo que podría pasar en nuestro entorno nos puede perjudicar. Mi familia, la suya, nuestras parejas, nuestros amigos. Por eso quiero evitar todo y seguir con mi vida como antes. ¿O no?

Claudio

Oiga, cabro:

No me venga a cuentear con su historia, si le gusta el otro equipo y patea con la ñurda que le importe una casa de pitufos. Y si su amigo tiene polola para puro despistar y por detrás anda a jugando a la “chevé chevé’’ con su amigo y éste último le lleva las de abajo que no se me urja. Aquí si es homosexual no tiene que esconderlo. Si anda mintiendo por la vida y se dio cuenta de que le gustan personas del mismo sexo, ahora es el momento de salir del clóset. Ya no es como antes, hay igualdad de géneros para toditos nosotros. Nadie lo va a cuestionar y si lo hacen pobre de ellos. Juegue care palo, pero deje a su pareja y él también. Ellas sufrirán, pero lo mejor es andar con la verdad por delante y la otra por detrás. Suerte amigo y sea sincero.

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com