Caso guaguas: otras ocho fueron infectadas con bacteria

La mañana de este lunes se escribió la segunda parte de un trágico episodio ocurrido a mediados de febrero de este año cuando dos recién nacidos murieron en la Clínica Alemana supuestamente después de consumir un suplemento alimenticio.

Tras una investigación, que duró un poco más de dos semanas, el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) informó, ayer, que otros ocho pacientes que recibieron la fórmula parenteral, elaborada por Redsana, también presentaron “síntomas sugerentes de infección y presencia de bacteria en los exámenes de Hemocultivo realizados en los centros asistenciales”.

Esta es una de las conclusiones que el organismo dio a conocer a propósito del sumario sanitario que lleva adelante tras conocer el deceso de los dos lactantes y que intenta determinar si los bebés murieron por una infección intrahospitalaria, por el alimento que recibieron o por o por alguna otra razón ocurrida al interior de la clínica.

Los antecedentes confirmaron que ambos pequeños recibieron nutrición intravenosa parenteral total, elaborada por el recetario magistral estéril RedSana.

Más resultados

Otra de las indagatorias determinó que también otros 33 pacientes recibieron el alimento elaborado por RedSana en los siguientes establecimientos de la capital: Clínica Alemana, Hospital Exequiel González Cortés, Hospital Clínico Universidad de Chile, Clínica Bicentenario, Clínica Tabancura, Home Medical y una persona particular.

La institución detalló que las cepas bacterianas encontradas fueron enviadas al Laboratorio Biomédico del ISP para su confirmación, identificándose la presencia de las bacterias: Enterobacter cloacae y Klebsiella oxytoca.

“El ISP continúa analizando las cepas bacterianas recibidas desde los establecimientos, para comparar el patrón genético de ellas a través de estudios de clonalidad, que se realizan en el Laboratorio de Genética Molecular del ISP”, señaló el organismo.

Agregaron que en un plazo de diez días se entregarán los resultados del estudio de clonalidad en la que debería identificarse el origen o procedencia de esta bacteria.