*

Hasta las langostas piden combo 4 con sánguche “vidriolazo”

Hasta las langostas piden combo 4 con sánguche “vidriolazo”

Flora Rott causa furor en Juan Fernández con pan amasado, pescado y palta.

27/05/2012 - Autor: Sebastián Foncea, desde Robinson Crusoe

En 1905 murió uno de los colonizadores del archipiélago de Juan Fernández. En su tumba descansaron por 105 años los restos del Barón de Rott, hasta que el maremoto del 2010 se llevó buena parte del cementerio ubicado junto al mar, incluido el féretro del prócer de Robinson Crusoe.

Según Flora de Rott, del nicho de su bisabuelo nunca más se supo, por eso ahora el único lugar que honra la memoria del colono suizo que trajo a la isla a 20 familias de Europa, es el restaurante que lleva su nombre.

Frente a la pequeña iglesia está el Barón de Rott, un sitio hogareño atendido por sus propios dueños, los mismos que se quedaron esperando a Felipe Cubillos el día que cayó el avión Casa, porque el líder del proyecto “Desafío Levantemos Chile” y el animador Felipe Camiroaga tenían pensado alojarse con ellos.

La especialidad de Flora es la cazuela de langosta, pero como durante algunas épocas del año está en veda, el 2005 se puso a jugar en la cocina e inventó el “vidriolazo”, un sánguche que no tiene nada que envidiarle a los mejores de Chile.

En sus bien conservados sesentaitantos años, Flora nunca en su vida ha visitado un McDonald’s ni un Burger King, a pesar que su creación compite en rapidez y tamaño con los sánguches más grandes de esas cadenas internacionales.

Por tres mil 500 pesos puede comerse un “vidriolazo”. La maravilla recomendada para náufragos y considerada el verdadero tesoro de Juan Fernández, le lleva dentro de un tremendo pan amasado, lomo de vidriola a la plancha, tomate, palta, queso derretido y lechuga, pero la cocinera le puede agregar de yapa lo que el cliente desee.

CAMIROAGA

Flora contó que Felipe Camiroaga era uno de sus buenos clientes, a quien recordó por su alegría y gran apetito.

El único plato típico que no encontrará en el restaurante de Flora son empanadas, porque ella se cabreó de amasar debido a una tendinitis crónica que le dolía mucho.

También está la cerveza insular que se elabora en la isla, un elixir recomendable hasta para el desayuno.

Diario versión digital

Sábado 25 de Noviembre

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40
?>