*

Intercambio estudiantil: un examen que debe prepararse bien

Intercambio estudiantil: un examen que debe prepararse bien

Los viajes de estudiantes a otros países son cada vez más frecuentes. Experta aconseja cómo prepararse y aprovechar de la mejor manera esta experiencia.

10/07/2018 - Autor: Alexis Torres Urzúa

A poco de bajarle la cortina al semestre académico, muchos estudiantes se preparan para comenzar su anhelado viaje de intercambio en el extranjero. No obstante, el nerviosismo y la ansiedad por llegar solitarios a un mundo desconocido es algo que los pone bastante preocupados.

“Las emociones que sienten los jóvenes frente a esta aventura pueden ser diversas, y dependerá de sus características personales y de su entorno, así como también del contexto y la cultura a la que llega, el éxito que podrá tener”, comenta la psicóloga Marcela Zubiaguirre.

Para la profesional, que pertenece al departamento de Psicología de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad del Pacífico, es normal que los jóvenes experimenten sentimientos encontrados, que mezclen satisfacción y alegría por la decisión tomada, con inseguridad y ansiedad por toda la información que deben procesar, además de las metas a cumplir.

“Puede que sea la primera vez que salen del país, que están lejos de su familia. Esto obviamente genera alta expectación y motivación por todo lo vinculado al intercambio, transformándose en el foco principal de su vida cotidiana”, aclara la psicóloga.

Tiempo al tiempo

Dentro del proceso, Marcela Zubiaguirre añade que es importante saber que los alumnos que realizan estos viajes podrían tener algún tipo de choque cultural al arribar a un nuevo país. Por esto, los estudiantes deben saber que todo cambio implica oportunidades, pero también exigencias y esfuerzo. “Deben destinar tiempo para aclarar los objetivos de optar por el intercambio, lo que les animará a sostener los compromisos cuando ocurran momentos difíciles, y estimulará a planificar las acciones que tendrán que realizar para cumplir con sus metas”, comenta la especialista.

Por ello, una buena estrategia es informase previamente del destino al cual se dirigirán y conocer algunas características básicas, como la organización, idioma, ubicación geográfica, clima, comidas, fiestas, entre otras, así como de las informaciones que aparecen en blogs de estudiantes de intercambio referidas a costumbres, trato, puntualidad, etcétera.

Otra buena fuente de información son las mismas instituciones a la cuales se llegará a estudiar. “Aclarar con ellas temas de trámites, plazos y requisitos que se deben cumplir, como las redes de apoyo con las que puede contar, será fundamental para reducir la incertidumbre y adaptarse al nuevo contexto”, comenta la psicóloga.

Si bien la experta de la Universidad del Pacífico señala que hay casos puntuales en los que se advierte que no es conveniente realizar un intercambio estudiantil, como por ejemplo cuando existe una enfermedad que afecte la vida del alumno, o porque no ha desarrollado la suficiente autonomía y responsabilidad, en general sí aconseja vivir esta experiencia, que califica como única.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Miercoles 18 de Julio

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32