*

Le dieron tirón de orejitas a jueza que fue a trabajar con su poodle

Le dieron tirón de orejitas a jueza que fue a trabajar con su poodle

Corte de Apelaciones de Chillán ladró contra Karina Luna, quien llegó a una audiencia con su regalona.

09/09/2017 - Autor: Sebastián Foncea

Los poodle eran los mejores amigos de aristócratas y nobles del siglo XV. Los rulientos andaban pa’ arriba y pa’ abajo con los de “sangre azul”. Incluso los acompañaban al baño, donde veían cómo las damas se intentaban sacar el cinturón de castidad o los señoritos se lavaban las presas una vez a las quinientas.

Con el correr de los siglos, los humanoides le dieron otra función a esta bella raza: cobrador de aguas, es decir, recuperaban las aves ya cazadas que habían caído al agua, como patos y cisnes. Pero nunca dejaron de acompañar a sus estirados dueños, al punto que en tiempos de Luis XVI de Francia era muy común su presencia en la corte de ese país.

En la actualidad la situación no cambia. Es común verlos moviendo las cola o lengüeteando a sus yuntas de dos patas arriba de micros, colas de bancos y boliches inclusivos. Una omnipresencia canina que sólo esta semana fue cuestionada a todo nivel. Y en Chile.

Viralizada

La historia se remonta al domingo 20 de agosto pasado. En el Juzgado de Letras y Garantía de Bulnes estaba agendada una audiencia a cargo de Karina Luna Angulo. Todo piola. Pero el ingreso de la jueza dejó a todos con la tarasca abierta…

La magistrada llegó acompañada de su linda poodle, a la que sentó junto con ella en el estrado. Y no precisamente para dictar sentencia por alguna causa correspondiente a la Ley Cholito.

La imagen al toque se viralizó en las redes sociales, donde la gran mayoría la apoyaba por enseñarle clases de justicia a su perrita. Otros, más graves, comenzaron a dar, con pobres argumentos, cátedra de higiene y otras leseras.

Reproche

La Corte de Apelaciones de Chillán, Región del Biobío, no se pudo mantener al margen. A través de un comunicado, manifestó que “desconocía su existencia”.

El tribunal de alzada informó que la magistrada “desempeñaba funciones como jueza suplente por un período de 16 días, entre el 11 y el 26 del mismo mes, luego de lo cual regresó al Juzgado de Letras de Tomé”.
Tras explicar ello, el pleno de ministros dijo que “lamenta lo sucedido, puesto que se trata de una situación que no es acorde al comportamiento que un juez de la República debe tener, ya que el estrado es la representación de la Justicia y nada puede afectar ese sentido”.

“Pese a que ningún interviniente efectuó un reclamo o denuncia formal, el Poder Judicial, junto con reprochar categóricamente lo ocurrido, manifiesta que es una situación aislada que no se debería repetir en ningún tribunal de la jurisdicción”, señaló a través de una declaración pública.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Jueves 19 de Julio

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32