Mujer casi muere por culpa de un juguete sexual que no quiso salir

Lo que empezó para Emily Georgia como una noche de placer acabó transformándose en una pesadilla cuando el juguete sexual que había comprado pa’ entretenerse de lo lindo se “fuera en la profunda”.

La chiquilla había decidido tener relaciones sexuales con un joven que conoció en un bar y ambos usaron el juguete, pero en palabras de ella, resulta que “se excitó demasiado y lo introdujo (en su cavidad anal) hasta que no pudo sacarlo”, según contó al Daily Mail.

Pa’ más remate, el joven le restó importancia al asunto y le dijo en repetidas ocasiones que “saldría solo y de forma natural”. Luego, añadiendo que “debía trabajar temprano a la mañana siguiente”, se fue dejándola tirada.

La mansa plancha con el juguete sexual

Preocupada y con fuertes dolores, Emily decidió ir a un hospital para que solucionaran su problema. Pero tenía tanta vergüenza que escribió lo que le pasaba en una nota y se lo entregó a la recepcionista.

“Ella se acercó y en voz muy baja trató de hacerme sentir mejor, me dijo que ocurría con muchísima más frecuencia de lo que yo era capaz de imaginar”, contó.

Al final, tuvieron que operarla de urgencias. Cuando los doctores le mostraron la radiografía, quedó tan impactada que decidió superar la plancha y contar su experiencia “para que si alguien se ve en una situación similar acuda inmediatamente al hospital. La vergüenza puede costarte la vida en un caso así“, señaló.

Mira la radiografía