*

Kevin quiere dar la “vuelta al mundo” con su yoyó

Kevin quiere dar la “vuelta al mundo” con su yoyó

“Cuando comencé a jugar fue bastante difícil, pero eso también me motivó para seguir” cuenta.

13/01/2018 - Autor: Brenda Martínez

Hace cinco años, Kevin González se encontraba trabajando en la tienda de juguetes manuales Soletta. Sus jefes llevaron un chiche nuevo al local: un yoyó. Así, la curiosidad atrapó al joven que en ese momento tenía 18.

Los tutoriales de Youtube se convirtieron en el maestro del “yoyista”, ya que en Chile no existía ningún lugar donde aprender esta “disciplina”. “Cuando comencé a jugar fue bastante difícil, pero eso también me motivó para seguir” cuenta Kevin mientras realiza trucos marcianos que ya superaron a los antiguos perrito, Torre Eiffel y vuelta al mundo.

El estudiante en ejecución Eléctrica de la Universidad de Santiago también es nativo digital. Sabe que el uso de celulares y redes sociales tiene “atrapados” a niños y jóvenes (una encuesta realizada por la ONG Datos Protegidos reveló que un 56% de los niños entre nueve y 13 años navega a través de un dispositivo propio).

Y por eso cuenta cómo complementar los aparatos modernos con su yoyó. “La tecnología va de la mano con esta disciplina, pero al mismo tiempo se separan. Cuando estoy con el yoyó no pesco el teléfono (…) los tutoriales te ayudan a mirar cómo se hacen los trucos, pero el yoyó ayuda a desconectarte un poco”.

JEFAZOS

Kevin es el único chileno que ha participado en un campeonato de yoyó en Estados Unidos, pero no fue fácil llegar a la “tierra de las oportunidades”. Tuvo la suerte de tener unos jefes paleteados.

Cuando era casi un experto dominando el yoyó, Susana Lizama y Pablo Mancilla decidieron llevarlo a cada una de las ferias y exposiciones de juguetes en las que promocionan sus productos. Los trucos que hacía el joven lograban llamar la atención de los asistentes y en consecuencia vender más.

Lizama, en uno de sus viajes a Estados unidos en busca de mercadería, decidió inscribir a su fiel trabajador al campeonato nacional de yoyó en California.

A pesar de que no le fue muy bien en esa oportunidad, la experiencia reforzó aún más las ganas de crear una comunidad entre todos aquellos que practican o que quieren aprender la disciplina d. Así fue como a través de un grupo de Facebook comenzaron a reunir a todos los interesados.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Lunes 23 de Abril

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40
Página 41
Página 42
Página 43
Página 44
Página 45
Página 46
Página 47
Página 48
Página 49
Página 50
Página 51
Página 52
Página 53
Página 54
Página 55
Página 56
Página 57
Página 58
Página 59
Página 60
Página 61
Página 62
Página 63
Página 64