Le da vergüenza su estatura y se esconde de mujer que lo quiere conocer



Doctor:

Tengo 42 años y todavía no debuto. Bueno, la verdad es que en nada, ni siquiera un beso.

Soy algo corto en personalidad, como lo podrá leer, y también en físico, porque mido 1,10 m. y por mi altura, obviamente, se me ha hecho difícil encontrar pareja o alguien que le atraiga aunque sea un poco.

He encontrado un poco de solución en las redes sociales. Ahí no tengo complejos, hasta que viene el momento de conocerse en persona y hasta ahí nomás llego.

En eso iba mi vida hasta que conocí por esta vía a Carla, una bella mujer de 23 años que sufre algo de enanismo, pero no tanto como yo. Según me contó, ella mide 1,35 m., por lo que es un poco más alta que yo.

Estaba decidido a verla. Quedamos en que ella iría a mi depto, cosa que hizo, hasta que la vi de lejos y caché que medía como 1,50… Muy alta para mí.

Ella me sigue escribiendo y yo me hago el loco. Creo que jugó con mis sentimientos…

Feliciano

Mi Frodo:

¿Sabe qué, amigo…? Los tiempos ya no están para discriminar. Es verdad, hay gente muy amarga en redes sociales, porfiando hasta que un día de 35 grados no es soleado, pero en general a alguien que en la actualidad se le ocurra molestar a un persona baja es públicamente detestable.

Claramente, lo suyo se basa en experiencias de muchos años, con el típico bullying escolar dando vueltas en su cabeza.

Y eso es lo que tiene jodido, amigo, mirando debajo del agua cuando en la vida no todos tienen malas intenciones y ganas de dañarle.

Ojalá que no sea tarde para recuperar esa mujer que fue hasta su casa y que usted, por vergüenza, no quiso conocer. Salga, muéstrese, mire de frente. Le irá bien.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com