Lea la columna deportiva de Rubén Selman: “El enigma de Rueda”

Lo primero es saber, ¿qué pretende Rueda? Hay jugadores con un promedio de 23 años y la pregunta es ver qué espera con esto. ¿Rotación?, ¿recambio?

Se ve bastante difícil que estos jugadores en lo pronto aparezcan como un recambio a la experiencia de otros en el ámbito internacional, porque en amistosos es bastante fácil, pero cuando les toque jugar en la competencia por puntos, ahí de verdad se verá si tienen clase o no jugando por la Selección.

El tema de Rueda me parece que es una apuesta interesante, que sin duda puede dar resultado, pero a largo plazo. Además, siento que ya comenzaron con algunos problemas.

Rueda habló con los equipos grandes y se le pidió no nominar a sus jugadores para la Selección durante sus partidos en la Copa Libertadores. No hay un orden para tomar decisiones, habría que ver primero lo que significa todo lo de secretaría para después tomar decisiones importantes sobre el fútbol.

Pero en cuanto al recambio, es algo que tiene que venir, aunque hay pocos jugadores. Brayan Cortés como portero tiene posibilidades, Felipe Campos también es un gran proyecto, Gabriel Suazo, Óscar Opazo y Brayan Véjar están en otro sitial.

El problema es con el resto, va a ser difícil que aparezca una figura de la noche a la mañana. A Nicolás Orellana no lo veo jugando en la Roja adulta, a Jeraldino tampoco, por decir algunos nombres.

Para mi gusto, la única forma es verlos en una competencia real. Esta Selección “Sub 22” debería jugar la próxima Copa América, porque amistosos no sirven. Me interesa que jueguen algo, a ver si están a la altura.

No olvidar el gran error con Pizzi en la Copa Confederaciones, por haber ido con equipo A. Ahora hay que mirar, y si queremos recambio, entonces hagámoslos jugar. Es la única forma.