*

Los detalles sobre la ley que busca el fin de la violencia gineco-obstétrica

Los detalles sobre la ley que busca el fin de la violencia gineco-obstétrica

Hace más de un año que la Coordinadora por los Derechos del Nacimiento en Chile (CDN) lucha por una ley Gineco-Obstétrica para todas, pero desde hace poco más de un mes esta iniciativa tiene nombre: “Ley Trinidad”.

La tristeza que viven las familias cuando pierden a un ser querido que está por nacer, sin duda, debe ser uno de los dolores más grandes. Esa es la realidad de Adriana Palacios, de 19 años, quien a comienzos de agosto debía dar a luz a su hija, pero no fue así.

En conversación con #LibreLindayLoca, la vocera de Ley Trinidad en la CDN, la psicóloga María José Fuentes, comentó de esta iniciativa legal que “las mujeres sufrimos la violencia gineco-obstétrica desde que nacemos; o sea, siempre.

Y no sólo las mujeres gestando, la sufren las compañeras lesbianas cuando quieren ir a hacerse un control y no les hacen el papanicolau, la sufren las niñas de 15 años que van al consultorio y no les dan anticonceptivos y son maltratadas, las sufrimos en muchos contextos, pero nosotros nos enfocamos más en la que es ejercida en parto y post parto”.

– ¿Por eso quieren una ley contra la violencia obstétrica?

– En la coordinadora, durante todo el 2016, trabajó una comisión legislativa y se hizo un proyecto que se presentó a los asesores de Carolina Goic y del senador Ricardo Lagos Weber. Después, cuando se iba a discutir, se bajó. Fue el 8 de marzo de este año.

– ¿Qué les argumentaron?

– Tratamos de hablar con estos senadores, pero nunca hubo respuesta. Nunca supimos qué fue lo que pasó. Sabemos tras bambalinas que en el colegio de matronas y ginecólogos hay un tema, que ellos no quieren que se legisle respecto a esto, porque ellos no reconocen que lo que sufrimos es violencia de género.

– ¿Por qué ahora le cambiaron nombre al proyecto?

– Trabajamos para que esto sea una ley, en consonancia siempre con relatos de mujeres que nos van llegando y sucede lo de Trinidad en Iquique.

– ¿Qué es lo que pasó?

– Adriana Palacios, de 19 años y con un embarazo de término, va seis veces al Sapu de Pozo Alonte, que lo tiene al frente de su casa y es atendida así como: ‘No mamita, váyase para la casa, si no pasa nada’ y nunca le revisaron los latidos de Trinidad.

– ¿Era necesario revisarla?

– Adriana tenía hipotiroidismo altísimo y eso cambia el panorama en una gestación. Eso debe ser controlado, porque al momento del trabajo de parto la mamá no se da cuenta de que tiene contracciones.

– ¿Por eso el cambio de nombre del proyecto de ley a “Trinidad”?

– Acompañamos a Adriana y Jacqueline, la abuela de Trinidad, estamos en contacto con ellas. Es que el nivel de violencia que se comete acá es burda, difícil de creer y de entender. Hay una vulneración a todo nivel y con resultado de muerte, es heavy.

– ¿Ellas aceptaron de inmediato?

– Conversamos con ellas y decidimos tomar el nombre de “Trinidad” como bandera de lucha, y así ponerle nombre y cara a esto que ocurre y reimpulsar un tema que se viene haciendo hace tiempo.

– ¿Cree que esto cambia las cosas?

– La idea es visibilizar el problema y hacía fuera, es que se vea más, pero también es decirle a Adriana, Jacqueline y Trinidad: “Vamos para adelante, esto no puede seguir pasando”.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Sábado 16 de Diciembre

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32