*

Loco Abreu: “Me gustó el curanto, pero es una bomba”

Loco Abreu: “Me gustó el curanto, pero es una bomba”

A dos meses de su llegada a Puerto Montt, el charrúa ya se siente uno más en la ciudad. Tanto así, que ya se atrevió a probar el típico plato, que consideró rico, pero ultra calórico. ¿Si vino por el récord? "Da rabia, es desconocer mi trayectoria", avisó.

13/08/2017 - Autor: Cristián Fajardo

“La entrevista va, pero no me gustan las fotos posadas. No soy modelo, mi única pasarela es la cancha. Si quieren de esas está Alexis, Vidal y los otros. Yo soy de la vieja guardia”. Así de sincero al recibir a La Cuarta fue Washington Sebastián Abreu (40), el gran refuerzo de Puerto Montt, que con el correr de los días ya se siente uno más en la ciudad.

Por lo mismo, no extraña que cuando nos lleva en su propia camioneta rumbo a su hogar, sea una especie de guía turístico. “Eso que ven es Angelmó, pueden comer muy rico, además están las ferias para comprar artesanía”, tiró. Y sin GPS, eh.

El “Loco” ya lleva dos meses en el sur de Chilito y poco a poco ha ido conociendo sus costumbres y a la gente, que en la calle lo reconoce y le pide fotos. “¿Vos sabes la ilusión enorme que tengo de que el club vuelva a Primera? Lo comparto con los hinchas y eso es primordial. Trataremos de no defraudarlos”, soltó Abreu a La Cuarta.

-¿Cómo te has sentido en Puerto Montt?

– ¡Perfecto! Mi llegada no fue a la fuerza ni dije “es lo único que tengo”. Yo elegí venir, fue la mejor opción. Vengo con todas las ganas de ser feliz, de conocer, aprender e interiorizarme de lo que es a la vida acá y la cultura. Y lo otro que me ha motivado es el cuerpo técnico actualizado, moderno, donde los entrenamientos son didácticos, dinámicos y productivos, con instalaciones espectaculares.

– ¿Sabía algo del Chancho Lorenzo?

– ¿Chancho? Nadie me contó. No lo he escuchado. Pero bueno si sacaron el chancho ya es pasado y nosotros tenemos que vivir del presente. Quizás el Chancho Lorenzo no ganó y esperamos que esta historia sí sea ganadora.

– Jugar con estos paisajes es un privilegio…

– Son fantásticos. No sólo por la vista que tenemos en el estadio, también por los paisajes naturales que existen en Puerto Montt y sus alrededores. Todo lo que tiene que ver con la gastronomía, sobre todo frutos del mar, son excepcionales. Desde que llegas a indagar te das cuenta de que más allá del fútbol hay cosas hermosas para poder disfrutar. Y hay otro punto que supera todo lo lindo de la ciudad: el aspecto humano. El ciudadano de Puerto Montt hace sentir en casa al extranjero.

– ¿Por qué dicen que viene sólo por seis meses?

– Yo nunca respondí eso. Se dijo de que venía por el récord, que sólo eran seis meses, que era poco tiempo. Yo vengo por el tiempo que se me propuso y fue el que acepté en base a esa propuesta, y si estoy acá es por un desafío deportivo y para nada le doy prioridad al récord, ese ha sido consecuencia de mi carrera.

– ¿Le molesta que le saquen siempre lo del récord? Igualó en el Guinness al otto Pfannenstiel, que jugó en 25 clubes…

– Me molesta que no se informen, que les guste hablar por hablar, porque genero envida o resentimiento. Cuando dicen ‘vino sólo por el récord y por tener vacaciones pagadas’, da rabia, es desconocer la trayectoria.

– En Uruguay dicen que tras este paso va a jugar la Concachampions en diciembre…

– Fui campeón con Santa Tecla de El Salvador y conseguimos ese objetivo. La intención de ellos es poderme llevar, es el torneo más importante, como la Libertadores de Centroamérica. El campeón iría al Mundial de Clubes. Es un torneo que nunca jugué, pero esa es una de las ideas de la directiva.

– Acá vive solo, ¿cómo anda con la cocina?

– Hay una señora que viene y me cocina. Porque soy un poco quisquilloso con la alimentación. Toda sin gluten, integral. Ella le empieza a poner sus condimentos, le digo ‘quítele esto’, ‘póngale esto’, ‘mantequilla no, porque tiene mucha grasa y aceite, mejor hágalo de esta manera’. Así me fue conociendo y ahora ya es especialista nutricional.

– Acá dan ganas de comer todo el día…

– Dicen que con el frío se da eso, pero bueno, tenemos harto pescado y del que uno pida, además de muy buen nivel. Eso es sano, porque es omega 3, y vamos variando pescados a la plancha con buenas ensaladas, con verduras y nos manejamos.

– ¿Y ha comido un plato típico?

– La otra vez, en el día ‘permitido’ que le llamamos, comimos curanto, pero tengo que decir que es una bomba. Es que tiene de todo, es rico pero tiene calorías al 200%. Estuvo muy rico, yo al menos lo probé por tanta propaganda que le hacían y nadie lo preparaba. Es muy rico.

– ¿Se ha dado el tiempo para recorrer la zona?

– En Angelmó he estado. Hice compras de souvenirs para mandar para Uruguay. Al menos eso hago cuando vienen visitas, para que vean donde estoy, no sólo el lugar de entrenamiento. Quienes vienen a verme hacen conducta de futbolista profesional. Tienen que comer lo mismo, ir al gimnasio… algunos creen que me verán con la guata para arriba, tomando cerveza y saliendo, y a esos los tiro cagando.

– ¡Qué rudo!

-Acá hay que entrenar, comer bien y los trato de sacar a los lugares más tradicionales, como Frutillar o Puerto Varas. También conocí el volcán, pero a la mitad. Cuando íbamos subiendo los carabineros nos dijeron que teníamos que usar cadenas. Yo no tenía idea que había que usarlas, no estoy acostumbrado a eso en Uruguay, así que quedamos en la mitad del viaje y nos sacamos una foto de lejos, pero no llegamos a la base.

“Con respeto, Chile no es clásico para Uruguay”

Estamos claros que la rivalidad de la Roja y Uruguay se metió bien adentro tras el dedo de Gonzalo Jara para la Copa América de 2015. Pero más allá de todo lo que puedan decir, para Abreu esta mocha está lejos de ser un partido importante. “Con todo respeto, clásico no es”, avisó.

-A ver, expliqueee…

-No quiero entrar en polémicas, ese partido marca otro tipo de aspecto. Se ha hecho especial por cosas que no son futbolísticas, pero Chile ha crecido, es una selección competitiva, eso hace que se equipare con las mejores del mundo.

-¿Cuál es la clave para el recambio?

-Se preocupan porque no saben lo que viene atrás de Alexis, Vidal, Medel, Bravo y otros. Uruguay tuvo un proceso de selecciones, para que ese recambio generacional se dé naturalmente y no forzado ni abrupto. Uruguay lleva 10 años con un proceso encabezado por Tabárez y eso ha ayudado a que la consolidación del juvenil, una vez esté en la selección principal, sea más natural.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Domingo 17 de Diciembre

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32