*

Mánager chanta clavó a finalista de Año 0

Mánager chanta clavó a finalista de Año 0

Susana Salinas denunció que representante que se las daba de argentino no le pagó dos palos por laburo.

19/11/2011 - Autor: Luis Vieyra O.

Chata porque le prometieron cortarla con cincel trabajando en una disco y al final no vio ni una monedita de peso, está la finalista del reality Año Cero, Susana Salinas, quien habría sido engañada, junto a otras cinco personas de buena fe, por un mánager ultra chantete.

La bella modelo aseguró que un sujeto de iniciales D.M., que se hacía pasar por argentino, le prometió $70 mil diarios por el laburo en un centro de bailoteo llamado Kpital Club.

“Hablaba como argentino, ofrecía muchas cosas, buena paga. A mí me prometió llevarme a la playa en un team”, detalló la beldad. La belleza que estuvo cinco meses y medio en la pomada del Canal 13, contó a La Cuarta que el chantillí “me dijo que me ayudaría para operarme gratis las pechugas, se comparaba con Roberto Dueñas, decía que había trabajado con Pamela Díaz y otros famosos y no tenía ni auto”.

La denunciante afirmó que la estafa quedó en evidencia cuando el lunes pasado, junto otros timados, llegó al banco a buscar su platita y se encontraron con que no había vale vista para nadie. Volvieron al día siguiente y pasó lo mismo.

Entre los que quedaron con los crespos hechos, explicó Susana, están un coreógrafo, varias modelos, el dueño de la disco y una profe de pilates que las iba a ejercitar.

Fiel al estilo del personaje “El Chanta” – el mánager argentino mula que interpretaba el actor Daniel Muñoz – la bella ex chica reality agregó que “ofrecía sus servicios como relacionador público, que traería teams, que haría desfiles, etc…”.

LETRERO

El dueño de la disco, Michael Osorio, explicó que D.M. llegó solito a ofrecer sus servicios comerciales a su templo del carrete. “Andaba con su carpeta y ofreció un team de niñas para trabajar como modelos, bailarinas y promotoras”.

El empresario le entregó 200 mil pesos por su gestión y después otras 520 lucas por un letrero que se chantó afuera del recinto y que “esta persona obtuvo gratis”.

“Sospeché porque las niñas firmaban contratos y no les dejaba copias”, agregó Michael.

El jaguar también recordó que “El Chanta” tenía “un acento totalmente argentino, decía que era argentino y que vivía en Chile”.

Osorio denunció que el fresco de raya viajó a Argentina junto al animador de su disco y dos mujeres. Posteriormente recibió una llamado de su trabajador que le informó que D. M. “era un estafador, que el letrero tenía que pagarlo yo y que no le cancelaría el dinero a las niñas”.

Los afectados concurrieron a la Bicrim Santiago de la PDI a estampar la denuncia. El jefe de dicha unidad, subprefecto Jaime Graffigna, confirmó que recibieron la denuncia y que los antecedentes fueron enviados a la Fiscalía Local de Ñuñoa.

Diario versión digital

Viernes 30 de Septiembre

Edición impresa