“Súper Mario” viajó a Aysén para apoyar a los mineros

“Porque sé lo que están sufriendo las familias de los compañeros que están atrapados, este sábado viajaré a Aysén para entregarles mi apoyo”, señaló decidido Mario Sepúlveda, uno de los 33 mineros rescatados, en la mina San José.

Confesó a La Cuarta que ha estado que corta las huinchas por trasladarse al sur, desde que cachó que en la madrugada del viernes 9 de junio la mina Delia II de Chile Chico atrapó a Jorge Sánchez(25) y Enrique Ojeda (34).

“Tengo esta necesidad porque cuando estas cosas pasan se necesita el apoyo de toda la comunidad y hay que meter harto boche o, simplemente, no se hacen todos los esfuerzos”.

“¿Por qué lo sé? Fácil, porque estos accidentes son todos iguales. El organismo fiscalizador ruega a las empresas que tomen las medidas de seguridad y éstas dicen que sí, pero como no hay plata para verificar que se haga no se hace y todo sale a la luz cuando ocurre un accidente. Así de corta”, pataleó Súper Mario.

Contó que ya se había comunicado con la familia de ambos mineros y que “no me moveré de Chile Chico hasta que rescaten a mis compañeros”, dijo.

Sé que están vivos

Andrés Sánchez, hermano mayor de Jorge, reveló que no les cabe duda que ambos mineros están vivos. “No sólo porque son bien achillados (astutos), sino porque ellos llamaron al capataz entre las 02.00 y 03.00 horas y le alcanzaron a decir ‘se está inundando la mina’ y luego cortaron”, contó Andrés.

Agregó que el encargado no llegó antes de las 04.00 horas, cuando ya estaba inundado, “pero si ellos llamaron, tuvieron el tiempo de llegar al refugio, lugar que estaba a 20 ó 30 metros de ellos”, aclaró.

Mi hermano, además, es deportista e hincha del Colo. “Juega por Chile Chico de central igual que su mujer en el equipo de damas. Cada año participan en la Copa Lago… estoy seguro de que resistirá”, manifestó el esperanzado hermano que fue quien metió a Jorge a la mina.

Y si todo eso no es suficiente, manifestó Andrés, “acá lo esperan mi madre, mi padre, su esposa y su pequeño. Tiene que volver y las autoridades deben traer más tecnología para lograrlo”, aseguró.