Narcos mexicanos encontraron curiosa forma de traficar

Una curiosa forma de mover la droga descubrió la policía mexicana en su eterna lucha contra los narcos. Esta vez, los uniformados se dejaron caer sobre un tierno oso de peluche, el que estaba repleto de merca de la buena.

Según informa el sitio Info Bae, el oso de peluche estaba en una empresa de mensajería del Aeropuerto Internacional “Ponciano Arriaga”, en la ciudad de San Luis Potosí.

Gracias a un canino llamado “Atila”,  los militares mexicanos lograron incautar al peluche. Sacaron de su interior seis bolsas, las cuales contenían los cristales de metanfetamina.

¿Cómo llegó el oso?

El peluche habría sido enviado a través de una empresa de mensajería desde la ciudad de Culiacán. Y su destino final debía ser Toluca, Estado de México.

Según las autoridades mexicanas, este no es el primer caso de peluches llenos de droga. Es recurrente que los narcotraficantes manden este tipo de encomiendas a domicilios.