No lo pescan por malo pa’l catre

Doctor:

Me enamoré de mi profe y ella no está ni ahí conmigo. Sin embargo, en la fiesta de fin de año, que fue el viernes pasado, me tiró los corridos, entré al toque y me dio la pasada. Pero quedé prendido y le escribo y no me responde. Eso me tiene triste, porque creo que el motivo de que me ignore es porque fallé en el catre aquella vez. Duré menos que un candy y la mujer quedó con ganas. Más encima no me pude recuperar, pese a que tengo recién 24 años. No sé qué hacer. Los problemas son dos: soy malo para el catre y requiero un médico y amo a esa veterana y no me pesca. A sus pies, doc.

Penca

Don corneta:

No me sorprende que le haya fallado el pilín en aquella oportunidad. Lo que pasa es que debe estar tan enamorado de la mujer, que se puso ansioso y disparó como el vaquero más rápido del oeste. Y cuando intentó ir a la pelea por segunda vez sus nervios se lo comieron. Ese es un problema común en varios jóvenes, así que cero drama. Por siaca, vaya al urólogo, pero el problema es de la cabeza de arriba. Sobre la hembra, le puedo decir que la respete en todo sentido. Ella no lo pesca, pues considera que fue una linda aventura y ella está en otra. Se encuentra en todo su derecho y si no lo agarró más allá del encatramiento de dos minutos fue porque es una mujer libre. No creo que lo haya cortado por penca para el bombín, sino que no quiere nada formal. No se eche a morir, mi perro.

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com