*

Panelista de Bienvenidos pasó el susto de su vida en México

Panelista de Bienvenidos pasó el susto de su vida en México

Hugo Valencia casi termina en la capacha cuate por sacar el lagarto en la vía pública.

19/03/2017 - Autor: Andro Vukovic

Hugo Valencia se pegó unas vacaciones cortitas, pero intensas en México. En playa del Carmen conoció a la actriz porno Venus Afrodita y, además, pasó el susto de la vida con los polis cuates.

La vejiga le molestó justo cuando no debía al panelista de “Bienvenidos”. Tras unas chelas en un bar y sin pillar baños desocupados, le salió lo chileno y se pegó su pichicito en la vía pública, sin cachar que lo estaban mirando unos polis de México.

“Me pusieron esposas, me inmovilizaron y me subieron en una camioneta. Yo pedía disculpas y me decían que había cometido una falta grave, que me pasaría 36 horas en el calabozo y después harían los trámites para deportarme”, contó  Hugo a La Cuarta.

– Más cuáticos que el “Tío Emilio”.

– Fue una estupidez, después me bajaron de la camioneta, me soltaron las esposas. Me bajaron los pantalones y revisaron sobre la ropa interior por si tenía drogas. Como no tenía, después me dejaron ir. Llegué al hotel tiritón.

hugio02

PORNO

Dicen que por una mala siempre caerá una buena. Y tras el susto, el regalo de los cielos vino a Valencia en playa del Carmen. “Había una chica espectacular,  cuática, con un bikini, enano, diminuto. La miramos con un amigo harto rato, ella también a nosotros. En un minuto me atreví y le dije: “Perdona lo patudo, pero me llama tanto la atención tu bikini que me gustaría tomarme una foto contigo.

– Un campeón…

– Me dijo que sí y conversando me dice que es venezolana, que estaba trabajando.

– No creo que de salvavidas.

– “Soy una conocida actriz porno y vengo a grabar acá a Playa del Carmen”, me dijo. Ella es muy conocida.

– Igual la pillaste “tapadita” entonces…

-Me contaba que le encantaba, que por ella andaría todo el día desnuda. Me dijo que la siguiera en Instagram para ver si nos tomábamos algo. Pero después me tuve que ir a Cancún y no se pudo.

Diario versión digital

Lunes 27 de Marzo

Edición impresa