*

Papá de Chayanne criollo: “No lo dejen morir”

Papá de Chayanne criollo: “No lo dejen morir”

04/02/2011 - Autor: Claudia Pacheco Cruces

Jonás Schneider puede no sonarle conocido, pero si le decimos el doble oficial de Chayanne en Chile, recordará inmediatamente a un joven moreno, enérgico y muy profesional que iba por el mundo del espectáculo mostrando lo que mejor sabe hacer: Bailar como su ídolo.

Para este joven la vida cambió cuando, hace algo más de un año, por fuertes dolores de cabeza fue internado en el hospital Barros Luco. Se le diagnosticó un tumor cerebral y fue operado con resultados nefastos: Un derrame cerebral se presentó en plena intervención.

Hace más de 12 meses se encuentra postrado en una cama del mismo centro asistencial. Su familia ha permanecido a su lado y no pierden la esperanza de algún tipo de recuperación.

“Nosotros sabemos que Jonás no volverá a ser como era, pero queremos que se recupere lo más que se pueda”, dijo lleno de esperanza a La Cuarta Mario Schneider, padre del artista.

“Lo único que queremos con mi señora es que no lo dejen morir. Cada día que pasa es un día menos para nuestro Jonás. Estamos seguros que si lo trasladáramos con un terapeuta o mejor con un fisiatra, Jonás se podría recuperar”, agregó con la voz quebrada por la impotencia.

Jonás proviene de una familia de la comuna de El Bosque. Su papá es pintor y no siempre tiene trabajo, por lo que este hijo artista era quien más colaboraba económicamente.

La señora Mónica Flores, la mamá, desde la desgracia no trabaja porque se dedica a cuidar a sus nietos, los hijos de Jonás. Los niños tienen 17 y 11. El más grande visita a su papá a menudo, pero según lo que cuenta don Mario al diario pop, “el más pequeño llora porque hace más de un año que no ve a su papá. Por la edad no puede entrar a verlo. A él le hace mucha falta”.

El doble oficial de Chayanne se encuentra en la UTI del Hospital Barros Luco con horario y visitas restringidas, debido a su delicado estado de salud: Daño en el tronco cerebral, hidrocefalia, movilidad involuntaria de las extremidades y apertura ocular y ausencia de conexión con el medio, además de estar conectado a un ventilador mecánico.

El padre optimista insiste que “para el hospital Jonás está vegetativo, pero nosotros lo hemos ejercitado y nos damos cuenta de que él tiene movimientos voluntarios y que con ayuda saldría adelante”.

Don Mario está desesperado porque sus ingresos no alcanzan para el tratamiento que creen que su hijo necesita. Han golpeado todas la puertas que han podido, sin obtener respuestas favorables.

“Hemos tratado de llegar al Presidente de la República, a la señora Cecilia Morel, al ministro Mañalich y ahora estamos contactándonos con (Guido) Girardi. La idea es sensibilizar a las autoridades, porque Jonás necesita ayuda neurológica y eso está en las clínicas” afirmó.

 

EL BARROS LUCO

La directora subrogante, Sylvia Márquez, dijo que  la evolución de Jonás ha sido propia de una persona que tiene daño cerebral irreversible y que está en estado vegetativo, lo que significa que no tiene vuelta atrás, no tiene posibilidad de recuperación. 

Diario versión digital

Lunes 25 de Septiembre

Edición impresa

Lunes 25 de Septiembre
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40
Página 41
Página 42
Página 43
Página 44
Página 45
Página 46
Página 47
Página 48
Página 49
Página 50
Página 51
Página 52
Página 53
Página 54
Página 55
Página 56
Página 57
Página 58
Página 59
Página 60
Página 61
Página 62
Página 63
Página 64
Página 65
Página 66
Página 67
Página 68
Página 69
Página 70
Página 71
Página 72