Descubren que en las papas fritas podría estar la cura para la calvicie

Una buena noticia para quienes sufren de alopecia es la que acaba de dar un equipo de científicos japoneses. Los investigadores, de la Universidad Nacional de Yokohama, descubrieron que un componente utilizado en la fritura de las patatas del McDonald’s guarda una relación directa con el crecimiento del cabello.

Se trata de una sustancia que se utiliza para evitar que el aceite forme espuma: el dimetilpolisiloxano. Mezclado con otros componentes, esta sustancia es capaz de producir gérmenes de folículo piloso (HFG).

El folículo piloso es la parte de la piel que permite el crecimiento del cabello. Y este podría injertarse posteriormente en el cuero cabelludo de las personas para combatir la alopecia.

Resultados exitosos

Según ha explicado el profesor Junji Fukuda, los experimentos dieron resultados muy positivos: se utilizó el dimetilpolisiloxano en un vaso de cultivo y se crearon hasta 5.000 HFGs al mismo tiempo que se injertaron en ratones.

A los pocos días, tenían la espalda mucho más peluda.

Los estudios concluyen que es muy probable que este método tenga éxito en humanos. La calvicie es un problema muy común y muchas personas recurren a tratamientos para combatirla. La clave es generar los folículos pilosos y nunca se había conseguido hasta ahora.