La columna del doctor Marco Mora: “el piano de la dentadura, ese órgano de la felicidad”

En mi ejercicio profesional, puedo contar la historia de tantos pacientes que han llegado a nuestra Clínica con problemas en su dentadura, sin poder sonreír y con la felicidad contenida. ¿Qué pasa si a alguien que lee esta columna, le ha faltado su sonrisa, o ha tenido algún problema, un diente que afectara su estética o dignidad? Su órgano de expresión de la felicidad estaba dañado y otra historia a la ideal se estaría contando.

Cada vez más estudios hablan sobre la terapia de la risa, en ellos se puede descubrir que que al reírnos de buena gana se liberan endorfinas, serotoninas; neurotransmisores que estimulan el aparato inmunológico y la regeneración celular.

Pero lo más sorprendente es que, si reímos aunque sea de manera forzada, igualmente se estimula la producción de endorfinas y serotininas, con la misma fuerza y calidad.

¡Maravilloso constatar que al autoinducirnos sonrisas, esto nos puede provocar un bienestar biológico! Si desde niño se sufre de enfermedades orales progresivas y se pierde algún diente que afecte la estética dental, ese ser, lo primero que hace es dejar de sonreír; y los recuerdos felices ya no los percibe con esa alegría y felicidad, pues ha disminuido su capacidad de sonreír.

Las manos de un pianista son bellas gracias a la práctica y al cuidado. Todos somos pianistas de la vida, pues como ellos, estamos llamados a sacar las mejores notas en el pentagrama de nuestra existencia. El problema es que a, causa de deficiencias en el “teclado”, de a poco vamos olvidando la melodía del gozo de vivir.

Debemos darle la prioridad necesaria a nuestros dientes, desde los cuidados de la dieta, cepillado y limpiezas periódicas, cada seis meses, con el dentista.

Por esa razón, postulo que los dentistas, más allá de poner implantes dentales, hacer coronas, endodoncias, ortodoncias o cualquier especialidad necesaria para cada paciente, nuestro auténtico oficio es re-dibujar la sonrisa en las personas, y ayudar a contribuir su felicidad del alma.

Dr. Marco Mora Reyes, odontólogo y director ejecutivo de Mora Pavic Odontología

www.morapavic.cl