*

Profe enamorado dispuesto a esperar al amor de su vida

Profe enamorado dispuesto a esperar al amor de su vida

Soy profesor separado y vivo solo. Una mañana muy temprano concurrí de urgencia a un hospital público. La mujer que me llenó mi ficha de ingreso era joven y buenamoza, pero al verla por primera vez no me impresionó.

09/01/2017 - Autor: Doctor Cariño

Logo Doctor Cariño

Doctor:

Soy profesor separado y vivo solo. Una mañana muy temprano concurrí de urgencia a un hospital público. La mujer que me llenó mi ficha de ingreso era joven y buenamoza, pero al verla por primera vez no me impresionó, quizá por la eventual gravedad de mi achaque.

Pero me la volví a encontrar en mi segunda visita y en la tercera… Al verla caminar por el pasillo advertí que más que enfermera, o secretaria, era una bailarina de ballet. No pude nunca más sacármela de mi cabeza.

Entonces intenté ser su amigo porque siempre fue muy coqueta conmigo, pero cuando me contó que era separada se puso muy seria y más reservada. Ha pasado el tiempo y los grandes acontecimientos históricos han estado ausentes de mi vida intrahospitalaria, como también en lo sentimental.

Usted me va a decir que soy hueón, pero he descubierto con el paso de los días (y meses) que su ex marido la pasa a buscar al hospital y no sé dónde se la llevará. ¿Hasta cuándo cree usted que podría esperar a una mujer desorientada?

Enfermito

Don Enfermo: 

Claramente que cuando llegó como paciente y se encontró con una diosa anotándole su achaque se pasó todos los rollos. Obvio, si está separado y debe estar faltó al caldo de choro y propenso a probar la miel de palma, de la señora Manuela.

Ahí es cuando el hombre se pone perro y no ve lo que hay detrás de la realidad.

Lamentablemente lo que le voy a decir lo va hacer inflar el chope más que Pepe Cortisona. La mujer nunca estuvo separada y quiere puro ir a la pelea con usted. Le ocultó información sin cachar que el perla la iba a pillar con su marido que la va a buscar a su pega.

Ella quiere jugar por fuera. Así que mejor no se meta más ahí, aunque sea con sus pensamientos. Lo único que logrará será introducir su cabeza al guáter.

Si ella tiene su familia, déjela solita y búsquese otra hembra sin dramones. 

 

Firma del Doctor Cariño - Ventanita Sentimental

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

 

 

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Sábado 25 de Marzo

Edición impresa