*

El fuerte relato de joven que sobrevivió al accidente de Mendoza

El fuerte relato de joven que sobrevivió al accidente de Mendoza

Jason Contreras asegura que el chofer del bus donde murieron tres niños iba a exceso de velocidad al momento de volcarse, en el sector argentino de Las Cuevas.

02/02/2018 - Autor: Sebastián Foncea M.

Matías Benjamín Vidal Pérez (13) estudiaba en la Escuela Alberto Hurtado, de Villarrica, y admiraba el juego de Cristiano Ronaldo y de Alexis Sánchez. El joven que ayer perdió la vida era parte de los 10 niños de la escuela de fútbol Unión Licán Ray-Palestino que viajaron a reforzar a la escuela santiaguina de “Colo-Colo Lo Boza”, cuya delegación iba a bordo del bus de la empresa Meltur que, a las 2.50 horas, se volcó luego de que su chofer realizara un temerario adelantamiento en la Ruta 7, en el sector argentino de Las Cuevas, a 25 kilómetros de la frontera.

Jonattan Ignacio Muñoz Allulef también murió. Sus cercanos le decían “Nacho”, era de la escuela de fútbol “Tricolor de Licán Ray” y también reforzó al equipo capitalino. El muchacho de 16 años iba ilusionado a los torneos que disputarían en Argentina, Paraguay y Brasil, y rumbo a Santiago subió una foto arriba del bus con un mensaje que reflejaba su espíritu: “De camino al éxito”, puso.

Javiera Collel Arenas tenía 10 años, iba en el bus acompañando a sus padres y a un hermano, y según un camionero que auxilió a los heridos pocos minutos después de la tragedia, la pequeñita falleció en los brazos de su mamá.

En el bus iban 37 personas y, junto a los tres fallecidos, 19 pasajeros resultaron heridos de diversa consideración. Mientras los más graves continúan internados en Mendoza, un grupo de 16 afectados ya viajó a Chile para ser hospitalizados en San Felipe y Los Andes.

Jason Contreras tiene 18 años, se fracturó un dedo y sufrió un corte en el mentón. Con su ropa ensangrentada conversó en el hospital de Uspallata con el diario transandino Los Andes y manifestó que el chofer, Leonel Quiroga Morales, iba a exceso de velocidad.

LEE TAMBIÉN: El sensible mensaje de Pinilla tras fatal accidente de escuela de Colo Colo

“El bus venía muy rápido. Empezó a adelantar camiones en las curvas. La gente le gritaba que venía muy rápido. Cuando pasamos la frontera, quiso adelantar a un camión y se tiró hacia el lado, ahí fue cuando nos tumbamos. Vi cómo se explotaban los vidrios. Todo. Después salimos y vimos a toda la gente llorando”.

El joven agregó que minutos antes del vuelco el profesor a cargo del grupo, Mario Olguín, les pidió que todos se pusieran el cinturón y eso habría evitado una tragedia mayor.

Ruth Rosas es mamá de Jason y recordó que “apenas llegamos a Argentina el chofer quiso adelantar un camión, pero le tocó un bus de frente; él se tiró a la orilla y empezamos a dar vueltas. Quedamos todos colgados, no podíamos salir y fallecieron tres que iban con nosotros”.

TRISTEZA

Entre los cercanos de los fallecidos la pena es infinita. Sandra Gajardo era tía de Matías, vive en Santiago y acogió al niño en el intermedio de su viaje que partió en la Región de La Araucanía. “Lo fui a dejar al bus, el año pasado había salido campeón en Europa (sub 13), los de Villarrica tomaron el bus en Maipú (el resto en Quilicura); si es que falleció fue en su ley, haciendo lo que amaba, ya habían sido reconocidos en su pueblo y ahora va a volver de forma triste, pero campeón igual”, dijo.

Jordan Valenzuela también era amigo de Matías y dijo que “aún no puedo creer lo que pasó, ojalá sea una pesadilla para despertar. Fuiste un gran futbolista, una máquina y enseñará en el Cielo a jugar. Jugar a la pelota contigo fue de lo mejor. Descansa en paz”.

LEE TAMBIÉN: La última foto de la escuela de Colo Colo antes del fatal accidente

El profesor del Complejo Educacional San Agustín de Licán Ray, Iván Bello, le hizo clases a Nachito Muñoz. Dijo a Red Informativa que “siento un tremendo dolor, en algún momento fui profesor jefe de él, lo tuve en los talleres de deporte, era un chico muy cariñoso, muy apegado a uno, muy tranquilo, es tremendo el dolor. No me imagino la angustia de su madre, los primos y en general su familia. Jonattan era un excelente deportista, fanático por la pelota, lo único que quería era ir a jugar fútbol, también buen estudiante, se esforzaba mucho. Mis condolencias a la familia y apenas lleguen con él iremos a Licán Ray para estar con ellos. Mucha fuerza y entregarse a Dios que al final le entregará un poquito de tranquilidad, si es que es posible”.

PENA INFINITA

pena1

Javiera Collel tenía diez años y acompañaba a sus padres y a un hermano. Según contó un camionero que ayudó a los heridos murió en los brazos de su mamita.

pena2

Matías Vidal tenía 13 años, era de Villarrica y formó parte de un equipo sub 13 que el año pasado se proclamó campeón mundial en un torneo realizado en Austria.

pena3

Jonattan Muñoz tenía 16 años y pertenecía a las filas de la escuela de fútbol Tricolor de Licán Ray. En su colegio lo recuerdan por su pasión por el deporte y generosidad.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Sábado 23 de Junio

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32