Revelan extraño perfil psicológico del supuesto secuestrador de Emmelyn

José Manuel Navarro Labbé (31) es el principal sospechoso del extravío de la pequeña Emmelyn. En un bosque de la comuna de Licantén, el hombre habría golpeado con una pala al abuelo de la menor para, supuestamente, secuestrar a la pequeña.

Según los antecedentes policiales, Navarro pasó cinco años en la cárcel de Curicó por violar a una de sus hermanas. Por su parte, el hermano de José lo describió en una radio local como una “persona de pensamientos malos, de chico noté como siempre buscaba la maldad, no es una persona buena. Es cruel, no es una persona correcta. No debió haber hecho eso con esa niña, no debió habérsela llevado”.

Además, en entrevista con el matinal Bienvenidos, una hermana del presunto secuestrador reconoció que “no me lo esperaba. Pensé que José estaba rehabilitado. No sabía nada hasta el momento en que fui en búsqueda de la Emmelyn. Ahí supe que ambas familias se visitaban y que José salía con esta niña a dar una vuelta. Y que la señora le pasaba el teléfono cuando José la llamaba”.

Respecto a la personalidad de Navarro, la mujer que prefirió mantener en secreto su identidad explicó que se trata de “una persona violenta en palabras. Verlo golpear a alguien nunca lo vi. Él creía mucho en la magia negra, en vírgenes, te leía la biblia al revés y al derecho. Sabe mucho, es muy inteligente. Si él hubiera tenido los medios hubiera sido muy inteligente”.

NIÑO EN CUERPO DE ADULTO

“José vivió mucho y no superó nada. Estuvo en prisión, pagando una condena y salió bien. Lo llevamos a rehabilitación en Argentina y se veía súper bien. Pero llegó acá y se perdió de nuevo”, continuó.

“Yo lo veo como un niño en un cuerpo de adulto. Que tiene una mente retorcida, mala. Una mente no sana. Yo no creo que la haya secuestrado. La niña se fue con él y él la está cuidando. Si hay cariño, él la va a cuidar”, concluyó.